Recuperada una billetera robada a empleado bancario en hostal

Ladrón. [540x350]

Un sujeto acusado de haber robado la billetera de un empleado bancario en el interior de una hostal, mientras este se encontraba en pleno escarceo cariñoso con una fémina que había alquilado sus servicios, ha sido arrestado por agentes ediles y efectivos policiales del servicio de patrullaje integrado preventivo de Seguridad Ciudadana de Trujillo, quienes han logrado recuperar la cartera, con parte del dinero sustraído, y la han devuelto a su propietario.

Según un informe alcanzado al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, la intervención se ha llevado a cabo pasadas las siete de la noche del Día de la Amistad, en las inmediaciones del parque número uno de la urbanización La Marquesa.

Cuando los agentes ediles vigilaban la zona, a bordo de un patrullero de Seguridad Ciudadana de Trujillo, fueron alertados por un tipo que manifestó haber sido víctima del robo de su billetera mientras se encontraba con una mujer en el interior de una habitación de la hostal Usura, acusando del robo a un sujeto que al parecer actuó con la complicidad de la fémina.

La reacción inmediata de los uniformados permitió localizar rápidamente al sospechoso, a poca distancia, frente a un local de la Gerencia Regional de Agricultura, justo cuando se disponía a abordar un vehículo de servicio público. Luego de ser interceptado, el efectivo policial registró sus bolsillos, encontrando en uno de ellos la billetera, con los documentos y parte del dinero del agraviado.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo indica que el imputado fue identificado como Jorge Luis Cruz Eustaquio (28), domiciliado en la manzana A, lote 4, urbanización La Rinconada.

Lamentablemente la víctima, C.L.O. (30), se negó a denunciar el robo, señalando que no era necesario porque ya había recuperado sus pertenencias, tras lo cual agradeció a los agentes ediles por la ayuda y procedió a retirarse del lugar. Sin denunciante ni evidencias del hurto, el sospechoso quedó libre, en tanto que la mujer desapareció sigilosamente del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *