Policía de la Comisaría Nicolás Alcázar agredió físicamente a agente de Seguridad Ciudadana de Trujillo

Efectivo policial agredió a agente

En una actitud repudiable, que compromete la imagen y las buenas relaciones interinstitucionales de la Policía Nacional, un efectivo que labora en la Comisaría PNP Nicolás Alcázar, del distrito El Porvenir, ha agredido con golpes de puño a mansalva a un agente de Seguridad Ciudadana de Trujillo, solo porque este le solicitó el pago que corresponde por el parqueo de su vehículo en el centro recreacional La Rinconada.

Lo peor de este hecho censurable, es que el agresor es un efectivo en actividad de la Policía Nacional, institución tutelar que tiene entre sus funciones principales garantizar el orden interno, el libre ejercicio de los derechos fundamentales de las personas, el normal desarrollo de las actividades ciudadanas y prestar protección y ayuda a las personas y a la comunidad, en el marco de una cultura de paz y de respeto a los derechos humanos.

La agresión ha ocurrido poco antes de las seis de la tarde de este sábado, en el interior del centro recreacional La Rinconada, en la urbanización del mismo nombre, según da cuenta un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes ediles explican que la alerta la dio la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo, que recibió una llamada telefónica denunciando la agresión al sereno, mientras este cumplía con diligencia las labores de vigilancia encomendadas por sus superiores, en el interior del recinto.

Agregan que de inmediato, la tripulación del patrullero que presta servicios en la zona llegó al centro recreacional, constatando que el agente de Seguridad Ciudadana de Trujillo mostraba huellas de la agresión que había sufrido por parte del individuo, tan solo porque le exigió el pago total por derecho de parqueo de su vehículo, cuando el agresor se disponía a retirarse luego de haber pasado toda la tarde en el lugar, acompañado de su esposa e hijos.

Los agentes refieren que en el centro recreacional, el iracundo sujeto manifestó llamarse Antonio Fernández Figueroa, de 27 años de edad, de oficio carpintero, domiciliado en la calle Las Begonias 190, distrito Laredo, sin embargo, en la Comisaría La Noria, a donde fue trasladado, junto a su víctima, para las diligencias de ley, los efectivos policiales lo identificaron plenamente como Antonio Gandhi Fernández Figueroa, un policía en actividad que en la actualidad trabaja en la Comisaría PNP Nicolás Alcázar, del distrito El Porvenir.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo añade que en la mencionada dependencia policial informaron que el Ministerio Público ya había tomado conocimiento de la agresión y había dispuesto que los involucrados rindan su manifestación, que se sometan al dosaje etílico y al reconocimiento médico, con el propósito de iniciar una exhaustiva investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: