PDRC al 2021 del GRLL es herramienta vital de gestión para el desarrollo

Luis Valdez  presentó este documento y el Estudio Prospectivo  La Libertad al 2030

En la presentación del Plan de Desarrollo Regional Concertado de La Libertad (PDRC) al 2021 y el Estudio Prospectivo: Región La Libertad al 2030, el gobernador Luis Valdez Farías dijo que la base del éxito en toda gestión es la planificación y que eso es lo que contienen ambos documentos.

“Se ha planificado la gestión futura mediante una serie de proyectos en diversos ámbitos y sectores para asegurar el desarrollo de la región y el bienestar de la población”, puntualizó.

Ambos documentos estratégicos de visión regional concertada y de gestión serán articuladores, orientadores, normativos e indicativos, basados en las potencialidades que tiene la región y serán instrumentos de gestión del cambio, debiendo constituirse en orientadores de las decisiones de inversión y gasto en La Libertad.

Señaló que para ello la visión es ‘ser la región más importante en el ámbito agroindustrial, minero, turístico y del desarrollo económico y social’. Además, el plan tiene un apartado referido al control y transparencia como un elemento esencial del desarrollo.

El plan se elaboró de manera participativa y concertada, mediante talleres, consultas y reuniones técnicas, y con la asistencia técnica del órgano rector en planeamiento a nivel nacional: Ceplan; y con apoyo del proyecto de ProGobernabilidad.

Ceplan felicitó al Gobierno Regional de La Libertad y a la comisión encargada de elaborar el plan, por haber alcanzado un puntaje de 28/28, es decir la máxima calificación, siendo uno de los mejores a nivel nacional. La calificación se hizo valorando siete criterios: Estructura del plan, coherencia entre objetivos e indicadores y metas, articulación de objetivos del plan con los objetivos nacionales, carácter participativo del proceso para su elaboración, identificación de variables estratégicas y escenarios.

PDRC LA LIBERTAD 2016 – 2021

Este documento fue aprobado con O.R. 034 – 2016. Allí se presenta la política regional, la misma que se recoge a través de una gran aspiración y en la visión de desarrollo al 2030.

Nuestra máxima aspiración: “Liberteñas y Liberteños felices”; y nuestra visión de territorio al 2030, que La Libertad es un territorio sostenible, referente en desarrollo humano, agroindustrial y turístico, cimentado en la cultura de identidad e innovación de nuestros ancestros: Los Guamachuco, Mochica – Chimú e Inca.

De igual modo, son parte de la política regional, los 9 objetivos estratégicos y sus respectivos indicadores de impacto que se resumen en el cuadro adjunto:

Objetivo Estratégico Regional – OE N° de Indicadores de Impacto
1. Reducir la pobreza y la desigualdad con énfasis en el ámbito rural, a través del ejercicio de derechos y reducción de brechas sociales. 1. Pobreza total departamental
2. Mejorar la calidad de los servicios de educación y salud, con un enfoque de género y en condiciones de equidad. 1. Índice de Desarrollo Humano
3. Desarrollar y consolidar la institucionalidad pública. 1. Índice de densidad del Estado
2. Índice de institucionalidad
4. Desarrollar competitividad regional y diversificación productiva, con empleo adecuado y productivo. 1. Índice de competitividad
2. PBI per cápita en soles de 2007
5. Desarrollar un ecosistema de innovación que potencie la estructura económica hacia actividades intensivas en ciencia, tecnología e innovación. 1. Ecosistema de innovación operativo
6. Desarrollar un territorio integrado en lo físico, social e institucional. 1. Pobreza rural
2. Pobreza extrema rural
7. Desarrollar un sistema integrado de ciudades sostenibles articulado con las zonas rurales. 1. Índice de Desarrollo Humano
2. Índice de competitividad
OE8. Conservar y aprovechar de manera sostenible los recursos naturales y la diversidad biológica. 1. Índice de Desarrollo Humano
2. Índice de competitividad
9. Reducir la vulnerabilidad de la población y sus medios de vida ante el riesgo de desastres y a los impactos del cambio climático. 1. Porcentaje de población prioritariamente vulnerable a desastres.

ESTUDIO PROSPECTIVO LA LIBERTAD AL 20130

En el documento se caracteriza el territorio, describiendo en mapas sus características más relevantes. Hay un ranking de provincias y distritos según el nivel de brechas sociales, el objetivo de esta sección es orientar las decisiones de inversión y de gasto corriente adicional alineadas al cierre de brechas según territorios (para ello se elaboró el Índice de Priorización Territorial – IPT cuyo uso se aprobó con O. R. N° 033 – 2016).

Considerando que La Libertad es el segundo departamento con mayor superficie agrícola en el Perú, se presenta un mapa que recoge el sistema productivo y los cultivos líderes de cada provincia (Otuzco, por ejemplo, es líder en la producción de granadilla; Sánchez Carrión, lidera la producción de quinua; Julcan, la producción de tarwi; Pataz, la producción de olluco), esta información es útil para establecer estrategias de intervención en promoción de cadenas de valor agrícola.

En el mapa ambiental se presentan las principales lagunas, con el objetivo de conservarlas y generar desarrollo local en torno a ellas, entre otros aspectos.

En una segunda parte se identifican y analizan 17 tendencias, las que sirven para comprender el contexto en el que los actores regionales pueden encontrar oportunidades y los riesgos que deben enfrentar. En particular, cabe mencionar tres tendencias: aumento del calentamiento global, de la deforestación y reducción de la biodiversidad, denominadas la ‘triada perversa’ por los efectos negativos en la sostenibilidad del territorio.

En este documento se exploran escenarios como “el tablero de ajedrez”, es decir cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa. Este escenario apuesta a que al 2030 el ordenamiento territorial se convirtió en el instrumento básico para lograr las metas establecidas en el PDRC, entre ellas la mejora de la calidad del ambiente, la gestión adecuada de riesgo de desastres, la sostenibilidad de los recursos naturales, la reducción de la pobreza.

La renovación del águila’, potenciación del talento. Este escenario apuesta a que al año 2030, el Estado peruano, y específicamente el gobierno regional de La Libertad, son referentes en gobernabilidad y gobernanza, generando confianza y credibilidad por su buen desempeño en la provisión de servicios y por el capital social promovido.

Un aspecto importante en este escenario es que se cuenta con servidores públicos con vocación de servicio que satisfacen las expectativas y necesidades del ciudadano y que ingresan a la administración pública a través de un esquema que premia capacidades y méritos. Como resultado, La Libertad ocupa los primeros lugares en el ranking de institucionalidad, transparencia y de satisfacción de usuarios de los servicios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: