Pablito se quitó un clavito

Por: Ernesto Barreda Arias

Es chiquito pero tiene vozarrón. No lo quieren en Alianza Para el Progreso pero tampoco en la bancada de al frente. Lo tildan de ‘lobista’ y él responde que no tiene ningún problema en tomarse unas cervezas con inversionistas.

Pablo Penagos Ruzo, fue regidor provincial en Trujillo por APP pero renunció hace unos días. Tiene ocho años como concejal y se le armó el tole tole por su posición de tercerizar algunos servicios del Segat. Richard Acuña, hijo del dueño de APP, le bajó el dedo por no coincidir con él y con la posición de su partido que nunca existió.

Penagos se trenzó con los apristas en tiempos de César Acuña como alcalde y alguna vez presidió sesiones durante los meses de Gloria Montenegro. Fue el único que defendió al regidor Hernán Aquino cuando pidieron su vacancia y gritó hasta el cielo cuando comenzaban a golpear a Acuña en aquella sesión.

Richard prefirió quedarse sin bancada por castigar a quien no piensa como él; por algo la gestión acuñista dejó 377 militantes carnetizados como trabajadores del Segat. Milagritos Celis, también exregidora renunciante de APP señaló que no se reunía con César Acuña desde verano del 2015.

Pero Pablo, por qué no fuiste a la reunión de coordinación? Porque nunca hubo. Pero Pablo, por qué no acataste el acuerdo? Porque nunca hubo acuerdo. Lo cierto es que APP se quedó con un solo regidor en Trujillo, Hernán Aquino, y Pablito se quitó el clavito. ¿Ajedrez político? O ludo de principiantes.

Fuente Diario Correo.

Columna: De junco y capuli

Fecha: 05 de noviembre 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: