Municipio debe reforzar patrullaje integrado para erradicar extorsión a transportistas

Luis Carlos Santa María propone solución para eliminar al hampa

Aspirante a la alcaldía de Trujillo exhortó a reforzar el patrullaje integrado entre los agentes de Seguridad Ciudadana y la PNP

Desde varios años las extorsiones y asaltos a mano armada a los transportistas y sus unidades con pasajeros a bordo mantiene en zozobra a este sector, pues incluso ha cobrado la vida de chóferes y cobradores de unidades de servicio público, tales como microbuses, combis, colectivos y taxis.

El aspirante a la alcaldía de Trujillo, Luis Carlos Santa María, sostuvo se requieren estrategias de seguridad en las que trabaje de la mano la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), la Policía Nacional del Perú (PNP), Ministerio Público, Poder Judicial y los dirigentes del sector transporte para identificar y desarticular a las organizaciones criminales que causan terror en este sector.

“Hay transportistas valientes que han denunciado oportunamente a estas mafias que roban y extorsionan, pero hay otros muchos que por temor a represalias aun no lo hacen. La Policía debería ofrecerles la seguridad que corresponde y el Ministerio Público y el Poder Judicial garantizar que cumplirán a cabalidad sus funciones para no dejar en libertad a estos delincuentes” precisó el ex regidor provincial.

Luis Carlos Santa María señaló que para identificar a estas organizaciones criminales-extorsivas que aún operan en Trujillo, se debe primero contar con una base de datos de cada uno de los transportistas, la misma que la municipalidad provincial debe crear de la mano con los dirigentes del gremio de transportes; a través de la cual chóferes y cobradores puedan brindar información confidencial sobre los delincuentes, en apoyo de la PNP. Además, puedan informar sobre las rutas en dónde son frecuentemente víctimas de asaltos y robos a mano armada.

De esta manera, Santa María recordó que en el 2014, la Central Regional de Transporte Urbano de La Libertad (CERTULL) informó que de los más de 30 mil vehículos que brindan servicio público, un 70 % pagaba entre S/ 2.00 y S/ 5.00 diarios a bandas de extorsionadores y eran víctimas de al menos cuatro asaltos diarios, cifra que afortunadamente a mediados del 2016 empezó a descender, más no se erradicó, debido a que aún existe zonas denominadas de alto riesgo en distritos populosos como La Esperanza, El Porvenir y Florencia de Mora.

Ante ello, Luis Carlos Santa María expresó la necesidad de que la municipalidad deba reforzar su trabajo en seguridad ciudadana, convirtiendo el programa de Serenazgo sin Fronteras en una herramienta útil y eficiente, así como también intensificando el patrullaje integrado entre los agentes de Seguridad Ciudadana y la PNP en las zonas rojas o en donde los transportistas identifiquen son puntos críticos en los que opera el hampa. “Es lamentable ver gran número de camionetas de seguridad ciudadana estacionadas en la cochera municipal, cuando deberían estar patrullando a tiempo completo la ciudad. La municipalidad hizo una gran inversión en comprar esos vehículos pero al parecer fue solo para beneficiar a algunos porque luego argumentan que no existen recursos para contratar a los conductores o solventar el mantenimiento de las unidades” expresó mortificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: