Local donde se realizaba “fiesta semáforo” fue intervenido por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo

semaforo [540 x 480]

– En la Urb. Santo Dominguito

– Cerca de 200 menores de edad bebían licor, fumaban y bailaban

Una vivienda donde se realizaba una de las conocidas “fiesta semáforo”, con cerca de 200 menores de edad en su interior, entre hombres y mujeres, que bailaban, fumaban, bebían licor y al parecer hasta sostenían relaciones sexuales, según las evidencias encontradas, ha sido intervenido por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo y sus propietarios podrían ser severamente sancionados por la comuna provincial.

Se trata de la vivienda ubicada en la calle Sérvulo Gutiérrez 597, de la urbanización Santo Dominguito, perteneciente a César Arturo Inga Flores, de 54 años de edad, quien al ser interrogado por los agentes ediles explicó que la vivienda la había prestado a un joven, al que no quiso identificar, para que realice una fiesta de cumpleaños.

La intervención se ha realizado al promediar las seis de la tarde de este viernes, luego de que los vecinos del lugar denunciaran ante la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo el fuerte ruido provocado por el equipo de sonido que animaba la fiesta, así como el bullicio y escándalo que protagonizaban los menores.

Estos, al notar la presencia de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, se han apresurado en salir despavoridos por una puerta pequeña del estrecho local, poniendo en riesgo su integridad física, tras lo cual algunos de ellos se han ubicado en el parque El Reservorio a observar el desenlace de la operación municipal.

No ha habido ningún arrestado, pero al lugar ha acudido el gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, quien desde su llegada ha dirigido el operativo y dado las instrucciones necesarias a los agentes, recomendando la presencia del funcionario y los fiscalizadores de la Subgerencia de Licencias y Comercialización para procedan de acuerdo a las normas ediles.

Durante la intervención, se ha podido apreciar en diferentes ambientes de la vivienda una gran cantidad de botellas de licor de diferentes marcas, cajetillas de cigarrillos, preservativos usados y sin usar, rollos de papel higiénico, entre otros productos que eran ofrecidos a los menores, así como una habitación convenientemente preparada para que los usuarios sostengan relaciones íntimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *