José Luna Gálvez: «Defenderemos la democracia en las calles»

Por: Fidel Quevedo

Congresista de Podemos Perú promueve iniciativa que apunta a solucionar el problema de la recaudación, pero advierte que ello solo funciona en un sistema de libre mercado.

El Gobierno le está pidiendo al Congreso que le otorgue facultades para legislar sobre materia tributaria, fiscal, financiera y de reactivación económica. ¿Va a conseguir su propósito?

Lo más importante que se está pidiendo son las facultades tributarias, y eso es potestad del Congreso. No sé de qué forma estarán coordinando eso. Habrá mucho debate. Sería sano si las facultades fueran para ampliar la base tributaria, sería dañino si las bases son para sacarle más a los mismos de siempre. ¿Y los demás? Hay una evasión y elusión inmensa en el Perú. Solo el 20% está considerado como aportante y el 80% no. Hay un problema que se viene postergando sobre ampliación de la base tributaria.

Usted tiene un proyecto de ley que se denomina “capital semilla”. ¿En qué consiste?

De todos los sistemas previsionales que se han creado como la ONP, AFP y las diferentes leyes, la 19990, la 20530 para pensiones, al final, una proyección matemática nos indica que ninguna va a satisfacer a los jubilados. Las pensiones están entre 400 a S/ 900 máximo en la ONP y en la AFP, unos S/ 200 más, pero en ese mismo rango; eso nos dice que ambos sistemas no fueron diseñados desde un comienzo para que brinden pensiones dignas a los jubilados. Tenemos pensiones de gente que, por ejemplo, fueron directores de colegio, profesionales con 400 a 600 soles en ONP. Estamos hablando sólo del 20% de esa población, el resto no tiene pensión, el 80% de los peruanos son informales, es la realidad; no se ha planteado una solución válida para dar pensiones dignas.

Y usted tiene una propuesta de solución…

Luego de diez años de estudiar todo este tema, he planteado una solución que presenta dos aspectos; el primero pretende formalizar la economía nacional, que es informal y la masa tributaria es mínima, o sea no se amplía. Entonces, si decimos “vamos a colocar un capital semilla para todo niño que nazca” (50 o 100 dólares, por ejemplo, de acuerdo a la disponibilidad económica del país), con esto empezamos a capitalizar una cuenta individual hasta los 65 años. Luego decimos “queremos formalizar el país”, para hacerlo tenemos que darle un “input” para que todos los ciudadanos, más de 30 millones, exijan boleta, factura y todo se formalice ¿Cómo lo hacemos para que el ciudadano exija comprobante? Por ejemplo, un taxista lo va hacer en caso le convenga. Le decimos “todo lo que compras (en combustible), pagas el 18%, de este porcentaje, el 20% o 30% es para tu pensión”, entonces él va a pedir boleta, factura y así todos los ciudadanos lo pedirían para efecto de que ingrese a su propia cuenta personal, en automático. Así se comienza a capitalizar su pensión.

Entrarían todos los comerciantes, trabajadores ambulantes, todos, porque tienen un capital semilla. Y si desean más pensión, entraría el aporte voluntario para aumentarla; y los que se encuentran en planilla, abonarían su aporte respectivo. Eso duplicaría la pensión de lo que sacan en estos momentos, pero además formalizaría al Perú, porque todos emitirían boleta. Lograda la formalización, ampliamos la base tributaria; estamos ahora en un 60% en promedio, de lo que debemos recaudar de IGV, si logramos pasar al 100% haríamos de 2 a 3 puntos del PBI encima del crecimiento nacional, solo por ese concepto.

Aseguramos más PBI, pero más importante; aseguramos pensiones dignas. Lo de pensión 65, es una bola de nieve, si no buscamos una solución, pensión 65 serán más de 20 millones de peruanos y peruanas. Eso no lo aguanta ningún país, momentáneamente está bien, pero si no tomamos una previsión desde ahora definitivamente la economía no aguantará. Esto genera un ahorro interno nacional brutal.

¿Elaboró la propuesta a partir de nuestra realidad, o tomó experiencias de otras latitudes?

He adoptado experiencias de otros países. Esta es la solución para el Perú, para empezar a dar una pensión digna y elevar el PBI. El ciudadano no se mueve si no hay un “input” que lo haga.

Si se suprime la economía de libre mercado, ¿esa iniciativa funcionaría?

Esto funciona cuando hay libre mercado, el mercado permite el crecimiento, la superación. Cuando es un gobierno socialista, el sistema aplasta hacia abajo y todos son pobres, se distribuye pobreza. La economía social de mercado, permite competencia, crecimiento; nosotros vamos a defender la democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: