Huamachuco vive su hora más dramática por el aumento de contagiados de Covid- 19 y la falta de capacidad hospitalaria

COLAPSO TOTAL. Servicios de salud colapsaron por la irresponsabilidad ciudadana y la minería ilegal que provocaron incremento de contagios por no respetar los protocolos sanitarios.  Autoridades de los caseríos han prohibido reuniones masivas. Sin embargo,  pastor evangélico Oswaldo Alva Polo, vinculado a la minería ilegal,  planea organizar  una marcha contra la Municipalidad provincial de Sánchez Carrión

Huamachuco. La Red de Salud de la provincia de Sánchez Carrión informó que los servicios de salud colapsaron a pesar del gran esfuerzo que realizan los médicos de los hospitales “Leoncio Prado” y Villa -EsSalud de Huamachuco, quienes no pueden hacer nada contra la irresponsabilidad ciudadana y la falta de efectivos policiales para los controles respectivos en esta zona andina de La Libertad.

El Dr. Miguel Casanova, gerente de la red de Salud de Sánchez Carrión,  informó que  están al límite de capacidad con 45 hospitalizados y hay cerca de 10 pacientes con Covid-19 en estado de gravedad, y muchos más en espera de una cama UCI.  “A pesar de todos los esfuerzos que se han realizado no son suficientes ante la oleada de casos que tenemos. Muchos de ellos  son jóvenes, que al parecer,  ya presentan la nueva variante que es más agresiva y contagiosa”, sostuvo.

Recalcó que  la planta de oxígeno de la empresa minera Summa Gold es la única que abastece de oxígeno las 24 horas del día. La planta adquirida gracias a la campaña “Respira Huamachuco” no rinde lo esperado y ha generado serios cuestionamientos. Por esa razón, se ha iniciado una campaña solidaria para obtener otra planta de oxígeno móvil  de mejor capacidad.

El panorama en esta provincia que registra 4 969  casos de Covid-19  es desolador. Todos los días, en la puerta del nosocomio Leoncio Prado se puede ver a personas con flores y cruces en las manos esperando los restos mortales de sus familiares.

El incremento de contagiados se debe a las continuas reuniones que se hacen a puerta cerrada en diversos locales de la ciudad; a los partidos de fútbol  en donde, además, se liba licor; y a la falta de control en los puntos de acceso a la ciudad. Camiones de otras localidades, transportando personal foráneo y carga que no es revisada oportunamente, ingresan para luego dirigirse a los caseríos donde también aumentaron los casos de coronavirus.

Ante esta situación, el coronel PNP Marco Antonio Quezada, jefe policial de Huamachuco, dijo que ya están programados varios operativos para no permitir que se continúe realizando «Fiestas Covid» en Huamachuco. También se le solicitó a la autoridad policial que extienda estos operativos a los caseríos en donde proliferan los focos de contagio por las actividades mineras ilegales.

Allí los mineros ilegales ingresan gente que viene de Cajabamba y Pataz sin control alguno. El resultado ha sido el alarmante aumento de contagiados por Covid-19, a tal punto que los ronderos también han enviado oficios a diferentes empresas mineras del ande solicitando una planta de oxígeno móvil para atención de los pobladores.

Alarma en los caseríos

La difícil situación se ha extendido a los caseríos de Huamachuco. Por esa razón, ante las muertes continuas por  la Covid-19, autoridades del caserío El Toro anunciaron que  no permitirán actividades con asistencia masiva. Indicaron que las autoridades y rondas campesinas actuarán de inmediato para luego informar a la Fiscalía, Ejército y Policía.

Una situación distinta se vive en Shiracmaca, zona que ha sido tomada desde hace años por los mineros ilegales y que encabeza la lista de caseríos con el mayor número de contagios  de coronavirus. Allí el pastor Oswaldo Alva Polo, en su afán por ser nombrado agente municipal, alista convocar a la población para una marcha contra la Municipalidad de Sánchez Carrión.

Los pobladores alertaron que Alva Polo, se reunió con Delmer Alva y Emiliano Rodríguez quienes  pertenecen a la Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) para coordinar en forma irresponsable esta nueva movilización a fin de  imponer a un sujeto de apellido Cori como agente municipal, sin considerar que expondrá a la población a contraer el mortal virus.

“Estuvieron reunidos durante dos horas en el local de la JASS. Y sabemos que ahora planean imponer a un agente municipal. Han amenazado con cortar los accesos del agua si no apoyamos. Y nosotras tenemos miedo porque hay muchos contagiados de Covid”, dijeron las madres agrupadas en el centro comunal de Shiracmaca.  Los mineros ilegales, como se sabe,  utilizan este organismo para presionar a los pobladores y obligarlos a que asistan a sus convocatorias.

Los pobladores esperan que las autoridades pertinentes puedan intervenir no solo en Shiracmaca sino en los demás caseríos donde diariamente ingresan camiones transportando personas de otras localidades y material que se utiliza en las labores mineras ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: