Falta gobierno capaz de enfrentar corrupción y delincuencia

Con matiz autoritario aunque roce con democracia

 Por:  Amaro Rodríguez S.

La experiencia de los gobiernos  desarrollados  en un ambiente de tinte democrático, fueron  incapaces de enfrentar la delincuencia y la grave corrupción en nuestro país, cortándonos una salida en el enfrentamiento a la delincuencia y corrupción exigida por el pueblo, en grandes sectores marginados de la democracia y de sus derechos humanos.

Por esa razón se justificaría la vigencia de un gobierno fuerte de matiz autoritario, aunque roce con la endeble democracia desigual para los peruanos, con el único propósito de combatir abiertamente la corrupción y la delincuencia que asola a las familias  peruanas, evitándose leguleyadas e instancias en procesos judiciales, favorables a delincuentes y  corruptos, cuando éstos disponen de cuantiosos dineros.

El Poder Ejecutivo tendría que proponer al Congreso de la República, la aprobación de leyes exprés para aplicarla a corruptos que roban al Estado y a los delincuentes comunes a fin de procesarlos y de inmediato condenarlos, tratando de incautar lo robado y trasladarlos a los establecimientos del INPE, con una Ley que les obligue a trabajar para alimentarse.

Seguramente los patrocinadores de la corrupción acusarían al gobierno capaz de emprender la corrección social hacia el camino honesto y democrático, de ser un gobierno dictatorial, pero protegido por leyes exprés continuaría su labor para contener la corrupción y delincuencia, asimismo reducir el aparato estatal sobredimensionado, con miles de trabajadores, improductivos, con puestos de favor político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: