Congresistas mejorar leyes contra delincuencia y corrupción

Cumplan su función eviten enfrentar Poderes

 Por: Amaro Rodríguez S.

La delincuencia común hace vivir en zozobra a la población en ciudades y zonas rurales, afectando la precaria economía de los que se ganan el pan de cada día honradamente. El accionar de la Policía Nacional ha sido desbordada, sobre todo por bandas delincuenciales organizadas, ante la lenidad de las acciones de la Fiscalía y Poder Judicial asfixiado por los  continuos y cuantiosos casos de la delincuencia y corrupción en altos niveles.

Sintetizando nuestra realidad social podemos afirmar que vivimos una pandemia delincuencial piramidal, desde arriba abajo están ubicados los grandes corruptos que en un  año se  robaron 23,000 millones de soles en un año, siguen las organizaciones del crimen organizado que encabeza la delincuencia común, pero con voluntad política se le puede hacer frente, no olviden que “para  grandes males hay grandes remedios”. Con ese trabajo se evita gestar improductivos enfrentamientos entre Poderes del Estado.

Los congresistas deben priorizar el mejoramiento de las leyes penales para que los procesos sean bastantes rápidos en términos perentorios, con procesos judiciales  expeditivos obviándose apelaciones sobre todo para reincidentes, orientado leyes para protegerá los efectivos policiales muchos de ellos desproporcionadamente son víctimas por su actuación frente a la delincuencia, que necesitamos extirpar en nuestra sociedad.

Falta una Ley específica que tipifique el robo de los recursos del Estado como traición  a la patria y en proceso sumario se los condene con la incautación de los bienes adquiridos incluyendo los que aparecen a nombre de testaferros. También falta una Ley que obligue a los reos pagar su alimentación. Esto es injusto no podemos contribuir a alimentar a un  ladrón o criminal después que nos roba, o con suma su delito.

También falta una Ley que autorice invertir parte de los dineros recuperados en la construcción de penales para el INPE en zonas andinas, donde reos que no tengan como pagar su alimentación trabajen 10 horas al día para mejorar la red vial entre los pueblos. Estas leyes nuevas, o mejoradas que elabore el Congreso de la República serán bien recibidas por la ciudadanía y así justifiquen sus remuneraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: