EL PERU HA OPTADO POR LOS DOS EXTREMOS PARA ESTA SEGUNDA VUELTA ELECTORAL

Por: Percy J. Paredes Villarreal

El día de hoy domingo 11 de abril, los peruanos en nuestro país y en el extranjero hemos tenido el deber cívico de acudir a las urnas a sufragar, para elegir a los dos primeros  candidatos presidenciales que pasaran a la segunda vuelta, a los  futuros congresistas y a los miembros del parlamento andino. Respecto al nuevo presidente esto se puede tener en primera vuelta, siempre y cuando uno de ellos obtenga el 50% más uno de votos; pero todo parece indicar que habrá segunda vuelta.

Una semana antes del proceso electoral (Domingo 04 abril), tanto el IEP como IPSO, publicaron los resultados de su última encuesta en los medios periodísticos de los diarios La República y el Comercio, respectivamente. En relación al  reporte del IEP, los partidos que lideran los primeros cinco lugares era: “Fuerza Popular”, “Avanza País”, “Renovación Popular”, “Acción Popular” y “Juntos Por el Perú”, representados por: Keiko Fujimori (9.8%), Hernando de Soto (9.8%), Rafael López Aliaga (8.4%), Johnny Lescano (8.2%)y Verónica Mendoza (7.3%), respectivamente.

Mientras que IPSOS Perú, presentaba  la siguiente radiografía: “Acción Popular”, “Avanza País”, “Juntos por el Perú”, “Victoria Nacional” y “Fuerza Popular”, cuyos candidatos presidenciales son: Johnny Lescano (14.7%), Hernando de Soto (13.9%), Verónica Mendoza (12.4%), George Forsyth (11.9%) y Keiko Fujimori (11.2%).

Lo interesante era que hasta esa fecha se veía dos “Off Sider”, un primero era López Aliaga de la ultra derecha que con un discurso confrontacional, insultante, discriminador, y negacionista,  recogía y asumía el estilo  político de algunos líderes de la ultraderecha en nuestro continente como  Donald Trump en los Estados Unidos y Bolsonaro en el Brasil; este candidato perteneciente al “OPUS DEI”, comenzó a manejar dicha estrategia, sumado a sus “Trolls”, “Fake News”, empezaron trabajar en las redes sociales difundiendo mentiras, calumniando y difamando, generando miedo y terror hacia los candidatos diferentes a su línea política; permitiéndole generar simpatía y crecer aceleradamente en un sector de la derecha. Lastimosamente sus opiniones desatinadas en temas sobre “embarazo adolescente” y la “eustanacia”, sus insultos a periodistas femeninas, además de su pésimo desenvolvimiento en el último debate organizado por el JNE, imposibilitó su crecimiento.

Del mismo modo, encontramos por el lado de la  izquierda, a “Pedro Castillo” candidato por “Perú Libre”, que en poco tiempo se convirtió en un “Off Slider” comenzando a crecer como la espuma. Para ello, manejo un discurso radical y confrontacional contra el capitalismo, el neoliberalismo, la elaboración de una nueva Constitución Política, el cierre del Tribunal Constitucional, es decir utilizó un discurso crítico y duro contra el sistema y el modelo de desarrollo político y económico; además de ser un candidato nuevo, sin problemas ni anticuchos, más que su liderazgo en la lucha sindical del magisterio, dejando de ser un desconocido personaje gremialista; asimismo, de ser un maestro y director de una escuela de zona rural, con un conocimiento de la realidad rural y de los sectores pobres, comenzó a generar mucha simpatía convirtiéndose en una opción a la clase política de las urbes y de los ricachones.

El crecimiento de Pedro Castillo, se dio gracias al espacio y cobertura que comenzaron a darle los diversos medios de comunicación escrito y televisivo de señal abierta y en cable;  la finalidad fue de restarle votos a la favorita de izquierda (Veronika Mendoza), que se había convertido en un peligro para el modelo y el sistema predominante.

Desde un inicio, la derecha se dedicó a golpear, insultar,  implementando “guerra sucia” a la candidata de  “Juntos por el Perú”;  soportando todos los agravios, ofensas y críticas sin poder zafarse de ello.  Mientras tanto Pedro Castillo, aprovechaba el tiempo visitando  lugares más alejados, donde los candidatos nunca llegan porque sencillamente no le son rentable las ciudades pequeñas e intermedias.

Hasta antes de la última encuesta Pedro Castillo era minimizado por la derecha comenzando a crecer posicionándose entre los  primeros lugares en los últimos días a la fecha para sufragar.

Todo parecía indicar que la radiografía tomada una semana antes de las elecciones, iba a ser la misma; pero las cosas no fueron como  pensaba la derecha; algo había cambiado en ella. El candidato de “Perú Libre” comenzó a despuntarse y  crecer de una manera acelerada sin  ser detenido.

El proceso electoral del 11 de abril, posterior al cierre de las mesas de votaciones IPSO Perú, lanza su primer “flash” a boca de urna[1], dando como ganador a Pedro castillo con 16.1%, seguido de Hernando de Soto y Keiko Fujimori, empatados con 11.9%, en tercer lugar Yonhy Lescano con el 11%, cuarto se ubica Rafael López Aliaga con el 10.5%, y Veronika Mendoza con el 8.6% en quinta ubicación.

Luego, pasado las 10 de la noche, nuevamente la encuestadora realiza otro sondeo al 69.1% de “Conteo rápido”[2], cuyos resultados fueron de la siguiente manera: Pedro Castillo 18.6%, Keiko Fujimori 14.5%, Rafael López Aliaga 11.9%, Hernando de Soto 10.8%, Yonhy Lescano 9.8%, y Veronika Mendoza 7.8%

Posterior a las 11.30 de la noche del mismo día, la ONPE lanza el primer avance al 15.8% teniendo los siguientes resultados: Pedro Castillo 15.8%, Keiko Fujimori 14.5%, López Aliaga 11.9%, Hernando de Soto 10.8%, Yonhy Lescano 9.8% y Veronika Mendoza 7.8%. Dentro de este proceso se sigue manteniendo los resultados, que podrían llevar a una segunda vuelta a los dos primeros candidatos que representan el cambio y el continuismo, respectivamente.

Al culminar las elecciones, quiero compartir con ustedes algunos análisis que he venido expresándolo en algunos artículos publicados anteriormente:

  1. La derecha en estas últimas elecciones, ha ido dividida en más de 10 partidos políticos representando al liberalismo, neoliberalismo y al populismo; mientras que la izquierda han tenido menos candidatos (4).
  2. Que la mayoría de la derecha, particularmente la ultra, ha buscado y utilizado los diversos espacios para embarrar, criticar, cuestionar, a la candidata de la izquierda que ha tenido la mayor opción para ingresar a la segunda vuelta, soportando una serie de insultos y agravios, calumnias y mentiras.
  3. Gracias a Verónica que ha puesto el pecho en todo momento para de esa manera recibir las pullas, las críticas y cuestionamiento al cambio de modelo. Pedro Castillo, casi no ha sido tocado ni destruido políticamente; teniendo la libertad y la oportunidad de seguir visitando lugares, ganando adeptos y simpatizantes.
  4. En un primer momento el discurso político de Verónica fue muy directa y confrontacional; pero conforme iba pasando los días, ella comenzaba acercarse al centro, mientras que Pedro Castillo levantaba las propuestas radicales como “Nueva Constitución”, “Muerte Civil a los corruptos”, “Cierre del Tribunal Constitucional”, entre otros. Eso permitió que muchos electores que en un primer momento tenían simpatía por la candidata de “Juntos Por el Perú” comenzarán alejarse y mirar a “Perú Libre”.
  5. Todo parece indicar que la “hija del dictador” y la ultra izquierda, polos opuestos, se van a la segunda vuelta. Aunque está apareciendo una tercera opción referido al voto nulo y/o viciado, para de esa manera no gane ninguno de ellos.
  6. Esta segunda vuelta nos debe permitir definir entre la derecha y la izquierda; entre la económica de mercado y la presencia del estado en la economía; entre la defensa de la Constitución Política y el cambio constitucional. Es decir la polarización de los candidatos.
  7. En esta contienda electoral se ha impuesto un candidato con un financiamiento económico franciscano; un humilde y sencillo candidato que proviene y representa el Perú profundo. Con un discurso muy elocuente y coherente.

Los resultados electorales de esta primera vuelta, nos ha traído dos modelos de desarrollo diferente, y contrapuestos.

 

 

[1] “Boca de urna” se le denomina cuando las personas que realizan las encuestas se dirigen a los electores  que acaban de sufragar y les preguntan porque candidato han votado.

[2] El “Conteo Rápido” se refiere a las encuestadoras que les preguntan a las/os miembros de mesa sobre los resultados obtenidos en su mesa de sufragio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: