El día en que un chiclinense enfrento a Maradona

Por: Percy J. Paredes Villarreal

La última semana que pasó, el futbol mundial estuvo de luto por el fallecimiento de uno de los grandes del balompié, Diego Armando Maradona, amado e idolatrado, por muchos fanáticos, periodistas, entrenadores, jugadores, etc.; que tuvieron la oportunidad de verlo jugar como otros que jugaron junto a él o se enfrentaron.

Mucho se ha escrito, se ha comentado y se hablado de este polémico jugador; que enfrentó a la FIFA, fue el impulsor de la creación del Sindicato de Futbolistas a Nivel Mundial, fue dos veces campeón del mundo con su país; y así podemos mencionar una serie de logros obtenidos a lo largo de su carrera deportiva.

Fue un jugador que supo manejar el balón, tenía una rapidez para desplazarse y salir jugando con la pelota; además de ser macho, soportar las patadas de sus adversarios. A pesar de ello nunca se amilanó. Por el contrario seguía jugando.

Maradona comenzó su carrera deportiva muy joven, militando en el “Argentino Juniors”, luego fue promovido al “Boca Juniors”; posteriormente, es convocado a la selección juvenil de 1977, lastimosamente Cesar Luis Menotti no lo incorpora en la selección gaucha para el Mundial de Argentina de 1978, por ser menor de edad; por lo que, tuvo que mantenerse en los juveniles participando en el sudamericano de 1979 realizado en Montevideo (Uruguay).

La presencia de Maradona, comenzaba a destacar por su juego, su habilidad; se comprendía mucho con el “Pelao” Díaz con quién hicieron una gran dupla. En aquel Campeonato Sudamericano Juvenil, demostró sus dotes y cualidades como 10 en la selección argentina.

Ese año nuestro paisano chiclinense Eduardo Aguilar, a sus 19 años  ya militaba como back central en el Universitario de Deportes, obteniendo los títulos en el campeonato de futbol juvenil  y el descentralizado; por lo que, fue convocado a la selección juvenil para participar en dicho campeonato de futbol.

En ese año los trujillanos tuvimos el orgullo de contar con dos jugadores que salieron del futbol liberteno, Juan Caballero Lora y Eduardo Aguilar Caballero;  el primero destaco en el “Juventud Perú” que luego paso a defender los colores del “Sport Boys” del Callao; mientras que Eduardo Aguilar, venía de los “Diablos Rojos” de Chiclín pasando a jugar por el Universitario de Deportes. Ambos fueron convocados por el entrenador de la selección nacional Prof. José Chiarella.

Como nos dice nuestro paisano Eduardo Aguilar: “En el campeonato sudamericano realizado en Uruguay nosotros íbamos mentalizados, en cobrar la revancha que los argentinos nos hicieron 7 goles en el Mundial de Argentina 78; por lo que, era una oportunidad para reivindicarnos”. Del mismo modo, nos comentó lo siguiente: “En aquel entonces sabíamos de Maradona era un jugador más que comenzaba a destacar en el futbol argentino. Por lo que, la estrategia de nosotros fue de jugarles de igual cuya función de la volante era  cortar todo tipo de avance de los argentinos; mientras que nosotros esperábamos si en caso superaran a nuestros compañeros  para quitar el esférico o cortar la ofensiva”.

En aquel campeonato José Luis Menotti, fue el entrenador de la selección juvenil argentina, el año anterior había hecho campeonar a su país. Por lo que, iba con mucha propaganda a su favor y sus jugadores estaban con una autoestima muy elevada.

En enero de 1979, la selección juvenil peruana se enfrentaba en su primer partido de ese campeonato sudamericano a su par argentina. Desde un inicio comenzaron jugando bien, pero conforme iba pasando los minutos, los argentinos empiezan a posicionarse  bien en el medio campo  armando las jugadas. “En un momento del partido tanto el Pelao Díaz conjuntamente con Maradona se juntaban y lograban descontrolar a la volante, por lo que nosotros los defensas teníamos que salir a cortar la jugada e impedir el avance de la delantera adversaria comandada por Diego Armando”.

Del mismo modo nos comenta como impidió el avance del mejor jugador del mundo  trayendo como consecuencia su lesión: “Aún recuerdo cuando Maradona les hace un sombrero a uno de mis compañeros de la volante, por lo que salgo a cortar dicho avance y en ese momento estiro la pierna para impedir que el 10 de argentina pueda avanzar, chocándome con él y lesionándome la pierna. De esa manera pude cortar el avance a costa de una lesión que me impidió continuar jugando”.

Así como esa acción, hubieron otras, a pesar que Maradona jugaba por el lado izquierdo pero cuando había la ocasión de salir al frente a cortar la ofensiva de la delantera argentina lo hacía con mucha garra como se le caracterizó; nos comenta nuestro paisano “Candado” Aguilar recordando aquel partido en que se enfrentó a Diego Armando Maradona.

Lastimosamente el score no fue favorable a los peruanos, perdiendo por 4 a 0, al equipo conducido por Maradona y el “Pelao” Díaz, que a los pocos años, ambos jugadores, llegaron a convertirse en los mejores jugadores del futbol argentino.

Para el año 1981, el Boca Juniors de Argentina llega al Perú para enfrentarse con el Alianza Lima y el Universitario; había  expectativa en que nuevamente se  iban a encontrar ambos jugadores pero esta vez por los equipos de futbol. En aquel partido Eduardo Aguilar no pudo jugar por el equipo crema debido a una lesión que lo paralizó cerca de 6 meses, perdiéndose la revancha entre ambos deportistas.

Como nos dice Eduardo “Durante mi carrera como futbolista profesional me he enfrentado a muchos delanteros, nacionales e internacionales; siempre le ponía garra, esmero y coraje, alentaba a mis compañeros, nunca me ha gustado perder, siempre me gustado sacar fuerzas desde mi interior con el fin de no perder un partido”. Ese espíritu de caudillo es lo que en estos últimos tiempos está faltando en los deportistas peruanos; de esa manera nuestro paisano Aguilar Caballero demostraba el cariño y amor a la camiseta como siempre lo ha hecho en los diversos equipos en que llegó  jugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: