El bono y los beneficiarios por coronavirus

Por: Percy J. Paredes Villarreal

A fines del mes de noviembre del año pasado, en la provincia de Wuhan (China), se diagnosticó a la primera persona infectada por el Coronavirus. A partir de esa fecha, comenzó a crecer esta enfermedad del COVID-19, infectándose cerca de 10 mil habitantes de ese lugar; lo que, motivo a que el gobierno chino, comience a tomar medidas para controlar esa epidemia. Pero, esta enfermedad no tan solo se mantuvo en China, por el contrario comenzó a expandirse en todo el mundo, convirtiéndose en una pandemia.

Nuestro país, no estuvo exento de esta enfermedad, por lo que el gobierno comenzó a prepararse para enfrentarse a esta enfermedad; ya que, los portadores han sido peruanos que han viajado a algunos países europeos por motivo de turismo, como turistas del viejo mundo que llegaron al Perú en los meses de febrero y marzo, trayendo el virus y contagiando a peruanos, quedándose en nuestro país, expandiéndose a nivel nacional.

Al ver esta situación el gobierno central, comenzó a tomar medidas drásticas para de esa manera prevenir el crecimiento de esta enfermedad; desde que se detectó al primer infectado peruano en nuestro país, se ha considerado que nos encontramos en la fase tres por lo que se han tenido que tomar medidas radicales.

Tal es así que desde el 15 de marzo del presente año,  el Presidente de la República del Perú, Ing. Martín Vizcarra se dirigió con un mensaje a la nación, para informar las decisiones que el gobierno central había tomado para prevenir el incremento del Coronavirus en nuestro país.

Las medidas tomadas en aquella oportunidad, fueron: 1) Declarar en Estado de Emergencia a nivel nacional por quince días (del 16 al 30 de marzo); 2) Declarar aislamiento social de las personas (cuarentena), lo cual estamos impedidos de salir a la calle, con la excepción de ir al mercado, a la farmacia y al banco; 3) suspensión de las actividades laborales, educativas, sociales, deportivas, y económicas, por 15 días; y otras acciones más. Conforme iba avanzando los días, el gobierno central  comenzó a dar otras medidas como: 4) El “toque de queda” a nivel nacional de  8 de la noche a 5 de la mañana, nadie puede transitar; 5) Apoyo por única vez con un bono de 380 nuevos soles, a las personas que se encuentran en situación de pobreza y extrema pobreza; la meta es darle a 1’700,000 personas, particularmente mujeres jefas de familia,   de preferencia ubicadas en la zona costeña y urbana.

El aislamiento social de las personas en su domicilio, está implicando que la gran mayoría de compatriotas no puedan salir a trabajar, ni tampoco realizar alguna labor económica; por lo tanto, no se cuenta con recursos para poder sobrevivir  los quince días que se ha declarado el estado de emergencia. Es muy sabido que en nuestro país existe un 70% de la población dedicada a la actividad informal, al comercio ambulatorio, al trabajo diario, con ese dinero pueden sostenerse diariamente.

Esta acción se viene  implementando y está a cargo del Ministerio de Desarrollo e  Inclusión Social (MIDIS), ya que tiene a su cargo la  administración  del Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH) donde hará la evaluación socioeconómica de las personas y familias; posteriormente elaborará el padrón de los beneficiarios al bono. Además, el MIDIS va a contar con los resultados del último Censo Nacional Poblacional de Hogares, realizado a fines del año  2017, para realizar el cruce de información, procesarlo e  identificar a las personas que van a recibir los 380 nuevos soles.

La bonificación se ha comenzado a brindar  haciendo uso de proceso, como: 1)El MIDIS difundirá la relación de beneficiarios a través de su página web; 2) Además, dará a conocer el cronograma de fechas en que las personas beneficiarias  deben acudir a cualquier agencia bancaria a recibir dicho bono, de esa manera evitar la conglomeración y el contagio; 3) Todas las personas pueden informarse ingresando a la página web del MIDIS, si son beneficiarias o no; 4) No tan solo lo estará dando el Banco de la Nación, también las demás empresas financieras, quitándoles el monopolio y distribuyéndolo con las demás entidades bancarias;  5) También pueden retirar el dinero en algún agente bancario, siempre y cuando cuenten con la tarjeta respectiva para retirar; entre otras acciones; 6) Este bono va a ser para aquellas personas que  no son beneficiarias de algunos programas sociales, como: Pensión 65 o Juntos.

Respecto a la bonificación, se ha podido detectar que existen muchas personas que se encuentran en situación de pobreza y que no han sido consideradas como beneficiarias; como otras que   están dentro del padrón beneficiario, pero que no son vulnerables económicamente.

¿Entonces porque existe estos problemas, cual es la razón para que personas que son pobres no sean beneficiarias o personas que cuentan con recursos son beneficiarias?. La respuesta es muy sencilla.

Desde el año 2010, en nuestro país se comenzó a implementar el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH), donde se les asigno a todos los gobiernos locales del país contar con este sistema  actualizándolo permanentemente; ya que, mediante este software se iba a identificar a las personas o familias que se encuentran en situación de pobreza o extrema, como las que no lo están.

Este sistema implicaba la realización de un empadronamiento de todas las personas que viven en un determinado territorio. La municipalidad se encarga de realizar el empadronamiento, mediante la visita a hogares para contrastar la situación en que vive dicho grupo humano; además del llenado de una ficha socio económico.

A partir del llenado de esa ficha, la información se sube a un software y esta automáticamente va a la sede central de Lima para su respectivo procesamiento y  resultados. Debemos mencionar que en un inicio la administración de este sistema estaba a cargo del Ministerio de Economía; posteriormente fue transferido al MIDIS; ya que de esa manera podía identificar a las personas o familias vulnerables económicamente e incorporarlas como beneficiaria en algunos de los programas sociales existentes en nuestro país.

Todos los gobiernos locales cuentan con una base de datos, para identificar la población pobre, extremo pobre y no pobre; estas se encuentran distribuidas por quintiles.  A la vez, las municipalidades deben actualizarla permanentemente; ya que, muchas personas empadronadas puede salir de su situación de pobreza, como otras que pueden ingresar a una situación de pobreza.

Del mismo modo, todos los programas sociales, como Beca 18, Pensión 65, SIS, entre otros hacen uso de este sistema para verificar si las personas se encuentran en situación de pobreza e incorporarlos como beneficiarios. Aquellos que no están empadronados o  los que no han actualizado su información; se encuentran fuera de algún tipo de beneficio como lo que está sucediendo actualmente, donde encontramos a muchas personas y familias que no son beneficiarias del bono que está dando el gobierno central para mitigar en cierta forma la pandemia.

Así como existe un ausentismo de personas pobres empadronadas y consideradas en situación de pobreza; también encontramos a personas que cuentan con recursos y se encuentran como personas pobres. Esto se debe a que el padrón no se actualiza, en otros casos muchas de las veces los empadronadores (que son trabajadores de la municipalidad) no van al domicilio de la personas  a verificar, observar sus condiciones de vida; en otros casos, para no ir hasta el domicilio de la persona falsean datos de la familia.

El llenado de la ficha socioeconómica, tiene que ver con las condiciones de vida de la persona o la familia, se tiene que llenar datos como por ejemplo, ¿si la familia tiene artefactos domésticos? El empadronador tiene que ver in situ, y llenar la respuesta que tiene en la encuesta; si cuenta con luz, agua y desagüe; otra pregunta es: ¿si  su domicilio de que material esta construido?, noble (ladrillo, cemento), rustico (adobe con barro), de Carrizo, de esteras, etc.; otra pregunta es: ¿si el techo de que material está construido?,  el piso de que material está construido, etc.

Es importante que toda persona acuda a la municipalidad semestral o anualmente, a solicitar la actualización de su padrón, o que sea empadronada; y exigir que el personal de la municipalidad acuda a su domicilio para realizar la actualización o realizar el empadronamiento respectivo. Además,  la municipalidad tiene la obligación de actualizar la información del SISFOH, cada cierto tiempo.

Por lo que, la responsabilidad de que una persona o una familia este o no empadronado; sea o no beneficiario, siendo una familia pobre, es de ellos mismos; del mismo modo, la municipalidad debe actualizar el padrón objetivamente, acudiendo a las viviendas y verificar si la familia cuenta con las condiciones de pobreza y ser beneficiaria de algún tipo de apoyo o de los programas sociales.

Como lo viene diciendo el Presidente de la República, lo que ellos realizan es acudir al padrón del SISFOH,  procesan la información y elaboran el padrón de beneficiarios del bono que se les va a dar por el concepto del estado de emergencia en que nos encontramos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: