Cuatro ideas para una nueva gestión regional y municipal; y cómo cambiar un tipo de cultura organizacional.

Por: Dr. Crisanto, F.
Docente EP Antropología, Facultad de Ciencias Sociales y Maestría en Gestión Pública EPG-UNTRM.

Los escenarios al 2023 relacionados a conflictos sociales (vacancias, revocatorias y destituciones), pueden ser más agresivos siguiendo las variables de estudios de la Defensoría del Pueblo. Las elecciones municipales pueden ganar hasta por un voto, no hay segunda vuelta, pueden ganar hasta con un 12%

IDEA 1

¿Por qué quiero ser gobernador regional?, ¿Por qué quiero ser alcalde?, según Giovana Peñaflor por la cercanía y el contacto del alcalde con el vecino, para Juan Jiménez Mayor, hay 45 mil investigados (80% en delitos de corrupción en municipalidades y gobiernos regionales) y para Raúl Molina, la aspiración es el poder. ¿Qué falló en el proceso de descentralización?, para Marina Llona: 1) débil articulación de los niveles de gobierno que finalmente descansa en el gobierno nacional y su ejecución de política pública, 2) el sistema administrativo de compras y desarrollo de capacidades en la ejecución de gastos. Para Giovana Peñaflor, ¿Lima merece tener más de cuarenta alcaldes?, existe una arquitectura que no sirve y que nadie quiere ni repensar ni cambiar.

 

IDEA 2

¿Cómo mejoramos los servicios públicos en los niveles de gobierno?, Raúl Molina nos dice que el Perú no es un país descentralizado, sino, desconcentrado, porque el gobierno nacional tiene presencia, maneja programas sociales y entrega cosas a la gente, y la lógica de la descentralización es dispensar el poder y acercar el poder a las municipalidades y al gobierno regional, existen municipalidades que tienen menos de 40 mil soles como Fondo Nacional de Compensación Municipal (FONCOMUN), y la Contraloría General de la República, mil millones por año, esta realidad de las transferencias presupuestales están de espaldas a la calidad de los servicios públicos. No tenemos un Estado descentralizado, sino un Estado que está sentado encima del otro, por eso funciona mal.

 

IDEA 3

¿Cómo un gobierno regional y municipal puede aplicar política pública del gobierno central?, Mariana Llona plantea que el gobierno central debe acompañar a los gobiernos subnacionales. Política pública, es tomar decisiones y describe que la cultura de la gestión pública no es cooperar en los niveles de gobierno ni tomar las decisiones para servir a la gente (las realidades son contradicciones en las normas y contradicciones entre los controles), para Martín Dazevedo, quienes ganen el 02 de octubre de 2022: 1) no llegarán con proyectos, 2) querrán refundar todo, 3) no contratan especialistas para expedientes técnicos y, 4) prima el dedo y las cúpulas.

IDEA 4

¿Qué indicadores se debe trabajar en municipalidades y gobierno regional?, la experiencia nos demuestra que las autoridades no dan suficiente énfasis en lo que quiere la población, entonces tenemos un gobierno central ineficiente, gobierno regional ineficiente y gobierno municipal ineficiente. María Llona aconseja cambiar procesos que no han funcionado, para Raúl Molina se debe dar más protagonismo a los gestores públicos. ¿Cómo cambiar un tipo de cultura organizacional?, la ciudad de Trujillo es un ejemplo común de lo que pueda estar pasando con otras ciudades: deterioro de las calles, parques, jardines,  pérdida de identidad, crisis moral del aparato administrativo  y malos servicios públicos. ¿Qué hacer por una buena gestión pública?, antes las transferencias económicas eran menores, ahora hay más recursos, sin embargo lo que pasa son que la mayoría de municipalidades, de sus transferencias económicas, el 80% y hasta el 90% van para pagar sueldos y salarios y no para obras. Muchos gobiernos subnacionales de un tiempo acá su burocracia crecieron muchas veces más del cien por ciento:

¿Es necesario tener tantos trabajadores en oficinas?,

¿Cómo está la limpieza pública?,

¿La calidad del servicio público es buena?

¿El serenazgo existe?

¿Existen observatorios del delito?

¿Cómo se encuentran nuestras pistas?

¿Existe confianza con la gerencia de obras?

¿Se ha digitalizado todos los procesos de adquisición y compras?

¿El vecino sabe cuánto le cuesta su pista?

¿Estamos promoviendo polos de desarrollo regional, provincial y distrital?

¿Tenemos gobernadores regionales y alcaldes líderes?

¿Promovemos la inversión privada?

¿Cómo se encuentra el transporte, provincial y distrital?

¿Ejecutaríamos una reorganización administrativa funcional para devolver la esperanza que vuelvan las obras a las regiones, provincias y distritos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: