Conflicto entre comunidades de Quiruvilca y minera Barrick fue solucionado

César Acuña en Quiruvilca

Con intervención de Gobierno Regional se restableció paz socio laboral

El conflicto laboral generado en Quiruvilca, en mayo de este año, entre mineros y pobladores de 28 caseríos y comunidades del ámbito de intervención de Minera Barrick Misquichilca, llegó a feliz término luego de un prolongado proceso de negociaciones a través del diálogo.

La paz laboral y social se restableció gracias a la intervención del Gobierno Regional de La Libertad -como facilitador-, la labor de funcionarios de la Gerencia Regional de Trabajo y la predisposición que hubo por parte de los representantes de Barrick, mineros y comuneros, generaron finalmente acuerdos satisfactorios para los actores de la mesa de diálogo y fundamentalmente para la población de diferentes caseríos en el distrito de Quiruvilca, departamento de La Libertad.

Los acuerdos se centran básicamente en que Minera Barrick Miquichilca brinde mayor oferta laboral, capacitación y formación profesional para los pobladores de las comunidades aledañas a su centro de operaciones.

El gerente general del Gobierno Regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, saludó que el entendimiento y cordura permitieran arribar a importantes acuerdos para las partes en conflicto durante las mesas de dialogo instaladas y abordadas en diversas fechas.

“El gobernador regional, César Acuña Peralta, estuvo siguiendo de cerca este problema, incluso tuvo que intervenir cuando regresando de unos de sus viajes de trabajo al interior la carretera fue tomada por mineros y comuneros. En esa oportunidad, apelando al diálogo, evitó que cientos de personas bloqueen la vía exigiendo solución al incumplimiento de sus derechos laborales, recomendándoles mantener la calma y el diálogo”, recordó.

Tras escuchar a los dirigentes mineros, evitar desmanes y enfrentamientos, Acuña dispuso que se constituya al lugar el gerente regional de Trabajo, Carlos Matos Izquierdo, escuche sus reclamos y los resuelva de acuerdo a ley.

El paro se hizo porque la empresa no habría cumplido algunos compromisos asumidos el 2013, año en el que se produjo una paralización similar. Barrick había ofrecido respetar las contratas con trabajadores del lugar; sin embargo, al parecer se contrataban personas foráneas para ocupar los puestos de trabajo.

«No estoy empeñado con ninguna empresa minera ni con nadie y siempre estaré presto para defender al pueblo, frente al abuso que pudieran cometer las empresas mineras. Las autoridades hemos sido elegidas por el pueblo para defenderlas del abuso. En La Libertad los conflictos se arreglan dialogando. Nunca cerremos las puertas al diálogo, es la mejor forma de entendernos entre personas civilizadas”, dijo Acuña Peralta sobre el tema.

El proceso de negociación entre los comuneros y Barrick fue liderado por la Gerencia Regional de Trabajo, en razón a la conformidad dada por las partes y a los funcionarios de entidades como la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Ministerio de Energía y Minas, Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL), entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: