Castillo no tuvo vínculos con terrorismo ni Movadef

Reveló estudioso del narcotráfico Jaime Antezana en2017 lo ratifica el 2021

Por: Amaro Rodríguez S.

Frente a las aventuradas afirmaciones de los adeptos a la candidatura de Keiko Fujimori, y de ella misma,  que tildan de terrorista, comunista al candidato opositor Pedro Castillo Terrones, como  personas vinculado al terrorismo de sendero luminoso y al movimiento Movadef. Esto es desmentido por el estudioso del narcotráfico en el Perú Jaime Antezana Rivera, quien  en artículos escritos en 2017 dijo en el programa TV RTP Noticias, en  relación la huelga magisterial que lideró el candidato y lo  ratifica  este año 2021, precisando que Castillo no estuvo vinculado a Senderos Luminoso ni al Movadef.

Muy por el contrario sostuvo que la zona de Chota-Cajamarca donde reside Castillo, sendero luminoso que desató el terrorismo y ocasionó la muerte de más de 69,000 peruanos, no tuvo presencia en Cajamarca,  por que las rondas campesinas se lo impidieron,  fue el ministro de Educación el 2017, quien en intento de traer abajo esa prolongada  huelga magisterial, lo vinculó con  el Movadef.

KEIKO ES UN PELIGRO APOYA AL NARCO ESTADO

En esas declaraciones ante el mismo medio de comunicación, enfáticamente dijo “hay unos 15,000 folios respecto al lavado de activos donde se vincula a Keiko Fujimori como parte de esta organización criminal”. Como antecedente  para la campaña inicial de Alberto Fujimori en Colombia, el hermano de Pablo Escobal,  capo del Narcotráfico, aseguró  que su hermano contribuyó con un millón de dólares para su campaña, ese  dinero se entregó por intermedio de Vladimiro Montesinos-

Agregó de acuerdo a sus investigaciones el gobierno de Fujimori estuvo vinculado con el narcotráfico internacional, se involucró a la fuerzas armadas y desde el SIN se disponía que personal uniformado cobrara cupos a  los aviones de salían con droga de campos de aterrizaje,  de salir electa Keiko Fujimori como Presidenta, se corre el riesgo de convertir al Perú en un narco Estado.

Se conoce por información fidedigna, que el año de 1990 que asumió la Presidencia Fujimori, estaba en apogeo el narcotráfico en la zona del Huallaga como Campanilla, Huchiza, Tocache, como zona de emergencia por la presencia de sendero luminoso, el Ministerio del Interior lo tomó  las Fuerzas Armadas y toda actividad era subordinada al Comando Político Militar digitado por Montesinos-

Por información de lugareños esos años, el capo, el al Capone era el “Vaticano”, Demetrio Chávez Peñaherrera y conjuntamente con otro personaje excéntrico “Topacio” quien pagaba uniformes y alimentación de soldados más 50 mil dólares mensuales para que pueda sacar la droga a Colombia, el dinero iba a parar en manos del Doc quien fue fastuosamente recibido por los capos en Campanillo, según testigos de Campanilla.

Los vínculos con el narcotráfico a través de lavado de activos aún mantiene vilo a los Fujimori y recordemos que hasta en el avión presidencial se encontró droga, por eso es demasiado peligrosos que Keiko Fujimori sea Presidenta por que convertiría al Perú en un narco Estado, opina Antezana Rivera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: