Anemia en niños se está reduciendo con intervención de la MPT

En el Perú el año 2018 el 43,5% de niños entre 6 y 35 meses tenía anemia, la que está asociada por lo general a la deficiencia de hierro en la sangre como consecuencia, entre otros factores, de la inadecuada alimentación y nutrición del menor. Esta produce efectos negativos para su salud y desarrollo cognitivo, motor, emocional y social.

Los ministerios de Salud y de Economía y Finanzas, en el marco del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal, sumando esfuerzos con las municipalidades, vienen mejorando el estado nutricional de los niños a través del cumplimiento de la meta 4 del plan “Acciones de municipios para promover la adecuada alimentación y la prevención y reducción de la anemia”

El cumplimiento de esta meta en Trujillo distrito ha permitido desarrollar capacidades para la realización de acciones eficaces para mejorar la alimentación y prevenir la anemia, explicó Adely Miranda Urtecho, subgerente de Salud de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

La meta 4 tiene un promedio total de 100 puntos siendo la valla mínima para cumplirla de 80, logrando la Municipalidad Provincial de Trujillo 90 puntos. Gracias al cumplimiento de esta meta el porcentaje de anemia en niños se logró reducir en un 3,7% en La Libertad. En el 2018 el porcentaje era de 37,9% y el año pasado  34,2%. A nivel nacional se redujo en 3.4% ya que en el 2018 el porcentaje era 43,5% y el año pasado 40,1%.

En Trujillo, para cumplir esta meta se contrató un aproximado de 100 actores sociales, responsables de realizar visitas domiciliarias a niños menores de 4 a 5 meses  y de 6 a 11 meses con anemia. Cada uno tuvo a su cargo a 15 niños y la evaluación se realizó en tres etapas.

Los actores sociales realizaron visitas domiciliarias a niños de 4 a 11 meses de edad para acompañar en el hogar el manejo preventivo y terapéutico, según corresponda. Cada uno tuvo asignado un máximo de 15 niños y realizó hasta 45 visitas domiciliarias en un mes (3 visitas mensuales por niño).

Las visitas permitieron promover cambios de comportamiento y prácticas más saludables en las familias, facilitando la identificación de los riesgos y/o problemas de salud y nutrición existentes. También, verificar, informar, reforzar y persuadir sobre el consumo diario de las gotas de hierro o del jarabe de hierro para prevenir y tratar la anemia, con mayor énfasis en los niños de 4 a 5 meses y de 6 a 11 meses con anemia.

Garantiza la referencia de niños visitados al establecimiento de salud más cercano, establece una relación de confianza, respeto y diálogo para mejorar las prácticas familiares de alimentación y cuidado de los niños y niñas y permite evaluar con la familia los avances para el logro de conductas saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: