Votamos por la política que siempre falla.

Por: Fidel Crisanto Gómez

Soy un opinólogo que como muchos,  tiene sueños y decepciones por la política que aposté, y casi siempre fallo. En el lenguaje de Aldo Mariátegui en su libro; el octavo ensayo, detesta a todos los que defiendan el “Modelo Velasquista del Perú”, sí, del Estado empresario o del capitalismo de Estado que como fantasma está presente en la elección nacional al 2021,  y goza de buena salud en tiempos de COVID-19: sobrevivencias, retorno a las pobrezas, hambres y las voces que piden protección social del Estado.

Escucho a diario, que los votantes nos tienen cultura política, yo veo, que más bien su indiferencia, antipolítica y apoyo a los políticos que siempre fallan, es su cultura política. Hernán Chaparro, en su artículo; ¿El Estado o el Mercado?, recuerda que en una encuesta de noviembre 2019, el 70% clamaba por el retorno del Estado. Pero, estos mismos que piden más Estado, votan por políticos que defienden el mercado, sea por ignorancia o porque los líderes que creen en el “estatismo” no fueron claros y valientes al levantar su voz.

¿Cuál es el límite del Estado en el Perú?, supongo que no será la Agenda Perú del presidente Martín Vizcarra, ni el grito desesperado del psicólogo Juan Carlos Tafur que apuesta que gane en el 2021 un Frente de Derecha, y nunca más el centro mediocre que nos gobernó desde 1,990 al 2020. Pero dejémonos de vainas; qué ganamos y qué perdemos los que no tenemos nada, y somos, los tres millones de nuevos pobres, que sumado a los siete millones, ahora somos diez millones, más los dos millones que pasan hambre, investigación cuantitativa para los investigadores sociales que fortalece la cultura del vivo vive del sonso, y el sonso de su sobrevivencia.

¿Existe una Agenda Postneoliberal?, que dirán los candidatos a la presidencia al 2021: Marco Arana (Frente Amplio) y Verónica Mendoza, que también son de centro, no escuchamos nada. Desde la intelectualidad conozco a German Alarco Tosoni y los investigadores de Otra Mirada. Los millones de peruanos,  del baile de los que sobran, la clase media golpeada y hasta los inversionistas nacionales no sienten protagonismos de la izquierda en el Congreso.

Finalmente, votamos por la política que siempre falla, y si consideramos nada lo que estamos pasando, me aunó al pesimismo de Alberto Vergara; el 2021 votaríamos nuevamente por la política que siempre fallo, salvo mejor parecer.

 

*FIDEL ERNESTO CRISANTO GÓMEZ.: Doctor en Gestión Pública y Gobernabilidad. Antropólogo, por la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Profesor de Ciencias Naturales y Ecología, por la Universidad Nacional de San Martín (UNSM). Cursos de especializaciones: Políticas Públicas por UNT. Educación Emocional por Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Inteligencia Emocional por Nueva Acrópolis Internacional. Investigador en Criminología Neuroantropológica y Educación Emocional en Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza (UNTRM). Ejerce la Docencia Universitaria en Facultad de Ciencias Sociales, UNTRM.  Ha trabajado en el Instituto de Investigación Arqueológica y Antropológica “Kuelap” INAAK. Colabora con artículos de opinión para Prensa Total y revista Alto Mayo. Comunicación al Whats App 951651896.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: