Un incendio en tienda de venta de repuestos para vehículos, sofocado con el apoyo de agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo

El fuego llegó a una maderera y estuvo a punto de causar grandes daños materiales.

Un incendio declarado en el almacén de una tienda de venta de repuestos para vehículos, provocado, al parecer, por un cortocircuito, ha sido sofocado por voluntarios de los bomberos, con el apoyo de agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, quienes han logrado dar cuenta de las llamas justo cuando comenzaban a llegar a un establecimiento comercial en donde habían miles de pies de madera de diferentes tipos, evitando daños materiales que habrían sido de incalculable valor.

La emergencia se ha producido en torno al mediodía de este jueves, en la tienda de repuestos Leo, ubicada en la avenida Prolongación Miraflores 1815, en la jurisdicción de la urbanización semirústica Mampuesto, a donde han llegado los agentes de la zona dos de la ciudad alertados por los vecinos apenas se produjo el fuego.

De inmediato, los uniformados ediles han notado que las llamas estaban consumiendo una gran cantidad de repuestos, autopartes y aceite para vehículos que se guardaban en el almacén situado en la parte posterior del local y que amenazaban con llegar a la maderera Brasil, tras lo cual han comenzado a echar agua con recipientes alcanzados por los vecinos y simultáneamente han solicitado la presencia de los voluntarios de los bomberos y trabajadores del Segat.

En cuestión de pocos minutos han acudido los bomberos de las compañías Salvadora Trujillo N° 26 y Washington State 177 – La Rinconada, así como obreros del Segat con dos cisternas con agua, procediendo a combatir las llamas, que ya se habían propagado a la maderera, logrando controlar el fuego luego de varios minutos de intensa labor.

Tanto la tienda de repuestos para vehículos como la maderera, además de la gran cantidad de artículos inflamables que comercializaban, tienen techos de esteras y conexiones eléctricas sin empotrar, lo que habría facilitado la combustión, tal como han advertido los fiscalizadores de Defensa Civil de la comuna provincial, que llegaron a la escena cuando ya había cesado el peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: