“Se profundiza depresión económica en el Perú”

crisis-economica

Señala Docente de Económicas UNT, Elmer Rodríguez Nomura

En el Perú se está viviendo una realidad económica preocupante, pues la tasa de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) en enero 2015 ha sido 1.7 por ciento, muy por debajo de las expectativas del gobierno. El año 2014 se cerró con 2.7 % y sí se sigue este camino este año se cerrará en apenas 1.5 % de crecimiento.

Estas declaraciones corresponden al ex decano del Colegio de Economistas y actual profesor principal de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional de Trujillo, Herriot Elmer Rodríguez Nomura.

“Estos porcentajes significan que vivimos una depresión económica, resultante de variables externas e internas. En las externas, la crisis de Europa, que es mucho más complicada de lo que la presentan y que ahora ha obligado que el mercado exportador peruano se contraiga”, expresó el especialista.

En cuanto a nivel interno, Rodríguez Nomura explicó que el escenario de no saber a dónde va a apuntar el gobierno de Ollanta en su último año de gobierno, es lo que está generando la tremenda inestabilidad en los agentes económicos y que ayuda a que la depresión económica en el país se vaya profundizando.

Sí se puede hacer algo, pero las reglas de juego no están claras. Desde el gobierno no hay mucho qué hacer y el Congreso nunca quiso dar soluciones a los problemas centrales. Estos problemas son: inseguridad e inestabilidad jurídica, porque como consecuencia de la debilidad del gobierno, los movimientos ambientalistas ganan terreno. En este contexto la inversión privada no es posible convocarla.  Se está jugando a ver si pueden obtener un número de curules.

El tipo de cambio está siendo volátil, el dólar respecto del sol, las intervenciones del Banco Central de Reserva usando la reserva pueden temporalmente ganar a la evolución del tipo del cambio, pero el tipo de cambio refleja la estabilidad económica y social del país. Y eso no lo tenemos.

Finalmente, recomendó a los ciudadanos nunca gastar más de lo que tenemos. No caer en la ilusión del crédito que alimenta el consumo: “Se vive en una mentira. Si las personas hiciera un inventario, vería que del 100% de las cosas que tienen en su casas el 80 % no le sirve para vivir, pero si le sirve para impresionar. Esa es la maravilla de la economía de consumo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: