Médicos de la clínica San Pablo Trujillo salvan la vida de dos pacientes tras sufrir infarto al corazón

En un complicado y riesgoso procedimiento, conocido como cateterismo cardiaco y angioplastía coronaria, especialistas altamente calificados de la clínica San Pablo Trujillo salvaron la vida de dos pacientes, quienes habían sufrido de infarto cardiaco. Las situaciones se tornaron aún más complejas debido a que uno de los pacientes tenía la obstrucción severa de las tres arterias coronarias principales y el otro, una enfermedad difusa de una arteria coronaria.

Tras los resultados, los especialistas optaron por realizar una angioplastia con 4 stents a las tres arterias obstruidas del primer paciente, y con 4 stents a la arteria difusamente enferma del segundo paciente. Esta proeza médica se dio mediante un procedimiento mínimamente invasivo a través de la muñeca, logrando salvarles así la vida, sin la necesidad de una cirugía abierta.

El Dr. Piero Custodio, cardiólogo intervencionista a cargo de ambos casos, se mostró satisfecho con el hecho de que problemas cardiacos de alta complejidad se puedan solucionar en la región: “Es la primera vez que se realiza un procedimiento mínimamente invasivo de este tipo en la ciudad; este procedimiento requiere de una sala hemodinámica, un cineangiógrafo, insumos adecuados, y un equipo de trabajo multidisciplinar, recursos con los que afortunadamente contamos en la clínica San Pablo Trujillo”.

El diagnóstico oportuno de ambos pacientes le permitió al equipo médico optar por una angioplastia con múltiples stents, un procedimiento mínimamente invasivo a través del cual se permeabilizaron las arterias coronarias severamente obstruidas y se colocaron unas diminutas prótesis coronarias, denominadas stents, a fin de que la arteria mantenga su tamaño saludable, y un flujo normal.

Gracias a la elección de este procedimiento, logramos salvar la vida del paciente; y asegurar que, a futuro la arteria se mantenga permeable. Si bien el procedimiento fue complejo por las múltiples arterias enfermas y la anatomía coronaria, esta terapia brinda buenos resultados, mejorando el pronóstico y  la calidad de vida del paciente”, refirió el especialista.

El Dr. Custodio indicó que actualmente, los pacientes fueron dados de alta satisfactoriamente. El proceso de rehabilitación requiere de múltiples etapas, pero con la medicación y el seguimiento médico riguroso que la clínica San Pablo Trujillo está llevando, en 3 meses los pacientes se habrán recuperado en su mayor parte y podrán reincorporarse progresivamente a sus actividades físicas habituales.

Estas hazañas médicas, ahora posibles en nuestra ciudad, permitirán mejorar la calidad de vida y la salud de todos los ciudadanos del norte del país, mediante intervenciones menos invasivas, con múltiples beneficios para su recuperación.

Fuentes informativas

Prensa Total

Enfoques Perú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: