Machinos dan muestras de solidaridad en tiempos de crisis

Un nuevo cargamento con tres camiones cargados de víveres salió de Mache (distrito de la provincia de Otuzco) con destino a Trujillo. Esta es la segunda vez que la flota viene con encomiendas trasladas gratuitamente por la municipalidad distrital para ser entregadas en sus viviendas a los destinatarios.
Se necesita algo más que buenas intenciones para ayudar a los familiares y al prójimo en tiempos de crisis como la que pasamos debido a la emergencia sanitaria y cuarentena por el Covid-19. Por más falta de recursos económicos o trabas que se presenten. Es en esas difíciles circunstancias cuando el ingenio debe superar obstáculos.
En Mache, el alcalde Ferry Escobedo Espinola, tuvo la oportuna iniciativa de poner a disposición de la población local tres camiones con los que se ofrece apoyo solidario de transporte de encomiendas con víveres a los hijos de ese distrito que algún día de antaño salieron de su terruño en busca de un mejor futuro.
Los remitentes envían principalmente papas de buena calidad y otros tubérculos, en los que Mache es generosa tierra productora. También despachan cereales y menestras de cosechas que por falta de transporte no pueden salir fácilmente a su venta en los mercados.
Mache fue el primer distrito en hacerlo y la buena idea se ha replicado en otras localidades del interior. Ojalá que a ese ejemplo le sigan más. El coronavirus permanecerá aún por buen tiempo hasta que salga la vacuna y con ello los problemas que ocasiona, principalmente la falta de fácil acceso a los mercados para proveerse de artículos de primera necesidad.
“Nuestro trabajo no tiene horario, porque el pueblo de Mache está primero” dice el alcalde, recalcando que el único fin de esto es servir a todos los ciudadanos machinos residentes en Trujillo.
Para captar las encomiendas ‘chasquimoviles’ de solidaridad salen a los caseríos recogiendo las encomiendas con víveres. En otros casos hay quienes en acémila llevan sus paquetes o sacos con diversos productos hasta la municipalidad para ser entregados para los hijos que están estudiando y para los hermanos o seres queridos
Esto no le va cambiar ni salvar la vida a quienes reciben las encomiendas, pero que bien cae este bálsamo de solidaridad en estos difíciles momentos en que un distrito del interior se ha puesto de pie para dar muestras de los que es ser solidario y humano en tiempos de crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: