Liberaron tugurizada av. Pucará, junto al mercado La Hermelinda

Desarmaron puestos de ambulantes instalados por décadas
Con maquinaria pesada y personal de la Municipalidad de Trujillo, respaldados por el Ejército y la PNP, ayer se procedió a liberar la av. Pucara, junto al mercado La Hermelinda, que por décadas estuvo tugurizada con improvisadas chozas de ambulantes, impidiendo el tránsito vehicular y dificultando el paso peatonal.
La medida adoptada desde ayer por la comuna favorece a los vecinos de la zona y es parte de las acciones previstas para evitar que se presenten más casos positivos de COVID-19 y los contagios se maximicen en la zona.
El alcalde Daniel Marcelo Jacinto, que supervisó las labores de erradicación y ordenamiento de la vía, sostuvo que los trabajos de reordenamiento en esta y otras vías aledañas continuarán durante toda la semana, continuándose con av. Los Laureles, por donde pasa el canal La Mochica.
Ayer se derribaron y erradicaron unas 300 armazones de palos, cartones y calamina e instalaciones eléctricas clandestinas y se continuará hasta completar unas 600 que hay entre las avenidas 7 de Julio y 8 de Octubre, frente al mercado.
“Estamos poniendo orden para evitar que siga avanzando el contagio del COVID-19 en esta vía saturada de ambulantes que constituía un foco de riesgo sanitario y para temas de defensa civil. Se ha limpiado toda la vía y algunos comerciantes al ver a la maquinaria pesada procedieron a sacar sus cosas”, señaló.
Esta labor es parte del reordenamiento previsto en la Hermelinda, donde seguirán trabajando al interior. Desde mañana se sensibilizará a los comerciantes para que en dos días más haya más control, orden y se mejore la atención a los compradores, evitando que las personas se junten.
“Aún hay hacinamiento en el mercado. Queremos evitarlo y que se respete el área mínima de prevención entre el público. En una semana, con el apoyo del Ejército y la PNP, esto cambiará radicalmente y será otra la historia”, expresó.

La autoridad dijo que la falta de control en av. Pucará contribuía a los problemas en La Hermelinda, donde se seguirá trabajando para evitar que se constituya en foco infeccioso, no existan extorsiones o trata de blancas, entre otros.
Estimo que se mejoró la situación en el mercado en un 50% y seguiremos trabajando. Se va a controlar el ingreso de los carretilleros, que solo podrán entrar hasta las 9 am. Se estima que hay unos dos mil y al salir del mercado algunos tendrán que trabajar en los alrededores, añadió el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: