FUTBOL Y POLITICA EN TRUJILLO (SEGUNDA PARTE)

Por: Percy J. Paredes Villarreal

Revisando el libro “Historia del Deporte Trujillano I EL FUTBOL”, escrito por Segundo Ortiz Bocanegra, donde menciona la exposición realizada por Jorge de Orbegoso, quién describe que el futbol en Trujillo aparece en el año de 1899, mediante la presencia de tres pastores evangélicos Patrick, Sark y Derric británicos que llegan a la capital de la primavera a enseñar a jugar futbol, siendo los colegios de aquellos tiempos los primeros en recepcionar esta enseñanza.

En esta oportunidad voy a resumir un poco el proceso evolutivo del futbol trujillano que estuvo vinculado a la migración, los movimientos sindicales, y su popularización durante los primeros 60 años del siglo pasado:

INSTITUCIONALIZANDO EL FUTBOL EN TRUJILLO:

Con la presencia de los pastores evangélicos ingleses, este deporte se incorpora a las actividades educativas como elemento fundamental de la salud de los jóvenes. Del mismo modo, la práctica en sus inicios estuvo relacionado a los grupos de poder, quienes eran los que promovían y organizaban estas actividades deportivas; ya que muchos de los directivos pertenecían a ese sector Oligárquico.

Posteriormente, el futbol se fue expandiendo y comenzando a constituirse equipos tanto en Trujillo como en el Valle Chicama, ubicándose en los sectores populares, particularmente en:  los trabajadores de las haciendas, y en los barrios de la ciudad trujillana.

Paralelo a ello, se crearon las Ligas de futbol en Trujillo y Chicama, siendo la primera la denominada Sport Departamental el 11 de agosto de 1917; en el año de 1923, se constituye la Liga Departamental de Football; y el 20 de noviembre de 1924, se crea la liga de Football de Trujillo, institucionalizándose el deporte del “balompié”. Se presume que en el año de 1922 se crea la liga en el Valle Chicama.

Es importante mencionar que este deporte también estuvo relacionado con las actividades políticas, donde incluso se menciona al líder sindical Manuel Arévalo, como presidente del Club Deportivo “Unión Trujillo”; y a Víctor Raúl Haya de la Torre como integrante del club deportivo “Jorge Chávez”.

 

Del mismo modo, debemos mencionar que esta practica deportiva en el “Valle Chicama”, se convirtió en  un espacio de recreación; de esa manera, disuadir a la clase Obrera en la lucha reivindicativa que en aquellos tiempos comenzaron a tener mucha notoriedad, particularmente, en las haciendas azucareras. Como fueron las grandes jornadas de luchas entre los años de 1915 a 1932, en que insurge la revolución trujillana trayendo graves consecuencias para los trabajadores, como las matanzas contra el proletariado azucarero y obrero, en Trujillo y en el sector de “La Arenita” en Paiján, tal como lo describe Joaquín Díaz Ahumada y Peter Klaren en sus libro “Las luchas sindicales en el Valle Chicama” y “Formación de las Haciendas Azucareras y Origenes del APRA” respectivamente.

La conformación de los equipos de futbol, que representaban a sectores laborales en las diferentes haciendas y lugares del “Valle Chicama”; como también en los barrios populares de Trujillo, implicó la construcción de identidades entre los trabajadores con el club deportivo, y entre las familias y vecinos con los de su barrio, calles, urbanizaciones y sectores territoriales.

En sus inicios la práctica deportiva no tenía una connotación mercantil, ni tampoco era un negocio; por el contrario, fue un deporte que convocaba a la población para divertirse, para relajarse, para olvidarse de los problemas sociales, políticos, culturales y económicos, en que venía atravesando el país, la región y la comunidad.

MIGRACIÓN Y POPULARIZACIÓN DEL FUTBOL TRUJILLANO:

El Trujillo señorial, criollo y oligárquico de las primeras décadas del siglo pasado, comenzó a ser reemplazado por una ciudad más popular, mestiza y chola, producto de su proceso migratorio que se realizó permanentemente. Tal es así que en 1940 la población total de Trujillo fue de 36,957, para el año de 1961 se triplico llegando a 103,020; y en 1972 se volvió a duplicar llegando a contar con 240,322 habitantes[1].

Este proceso de inmigración hacia la capital de la eterna primavera, permitió la incorporación de diversas familias provenientes del “Valle Chicama” particularmente trabajadores de las haciendas azucareras, muchos de ellos eran expulsados por ser protagonistas y participes de las grandes jornadas de lucha sindical; también provenían  del ande liberteño, de preferencia eran familias relacionado con los terratenientes, empleados y trabajadores administrativos de las haciendas existentes en Otuzco, Chuquizongo, Santiago de Chuco, Mollepata, Tulpo, etc.;  además, personas allegadas al servilismo, cuyos hijos  tenían la oportunidad de ingresar a la universidad. Para la década de los 60 y 70, el espectro de presencia andina y norteña, comenzó a tener predominancia fortaleciendo la diversidad cultural, el aculturamiento y la adecuación al mundo occidental.

Esta movilización social, implicó un proceso de expansión territorial, comenzando a constituirse los pueblos jóvenes, actualmente se han convertido en distritos populosos como: “La Esperanza”, “El Porvenir”, “Florencia de Mora”, “Vista Alegre”; gracias a sus constantes luchas y movilizaciones por el bienestar social de las familias, obtuvieron varias reivindicaciones sociales y económicas, permitiéndoles una mejor calidad de vida.

Mientras el proceso migratorio comenzó a expandirse en Trujillo, el futbol empezó a tener presencia e importancia como actividad informal y formal; siendo la calle, el colegio y la participación en la liga distrital, los espacios de grandes concentraciones de públicos. Ameritando la construcción de uno de los estadios más representativo de este lugar,  como es el Mansiche el más representativo, luego el de la “Unión”, y en los diversos lugares de los sectores populares, también se crearon estadios de futbol.

La hegemonía deportiva en la capital de la primavera lo seguía teniendo los “Diablos Rojos de Chiclín”, equipo que nació en los cañaverales de la hacienda del mismo nombre, siendo sus trabajadores del campo sus fundadores; conforme iba pasando el tiempo se convirtió en un equipo importante y poderoso dentro de este lugar.

La presencia de otros equipos trujillanos, generaron clásicos que despertaron el interés y la identificación con un determinado equipo como lo fue: “Atlético Trujillano”, “Carlos Tenaud”, “Unión Trujillo”, “Colegio San Juan”, “Sport Arica de Barraza”, “Sport Santa Rosa”, entre otros que participaban anualmente en los campeonatos de la liga de futbol de Trujillo.

Estos eventos deportivos eran muy competitivos, ya que la lucha por la obtención del título, le daba la ventaja de recibir premios como trofeo y la disponibilidad de participar en eventos nacionales y regionales; además de integrar en el seleccionado trujillano, para acudir a competir en las competencias promovidos por la Comisión Nacional de Deporte y/o la Federación Peruana de Futbol (FPF). Por otro lado, se generaba la disputa por no quedar entre los últimos lugares, ya que tenían que bajar a jugar en segunda división, realizándolo en el estadio ubicado en la Av. Unión.

SURGIMIENTO DEL “CARLOS A. MANUCCI”:

Como lo mencione en el artículo anterior, La familia Manucci, provienen de Italia que llegan a Ascope donde se instalan dedicándose a la actividad comercial; posteriormente se trasladan a la ciudad de Trujillo en la década de los 40, donde si vinculan al negocio de la venta de autos. Luego, uno de los hijos, Carlos, se involucra en la carrera de autos, competencia que comienza aparecer en el país, teniendo una destacada participación en estos eventos.

La década de los 50 del siglo pasado, implicó un proceso de modernización en la ciudad de la “eterna primavera”, ingresando el transporte como un elemento importante en el desplazamiento de las personas. Teniendo en la familia Manucci, uno de los abanderados de ese proceso de cambio.

La aparición del “Carlos A. Manucci” como un equipo de voleibol que reemplazo al “Seguro Social” de Chocope, fueron a fines de los 50 del siglo pasado; posteriormente en el año de 1962 se institucionaliza como equipo de futbol, comprando la categoría a un equipo de futbol. De esa manera aparece en los gramados del “Estadio Mansiche”, no teniendo mucho éxito en sus inicios.

ES importante mencionar que la familia Manucci son los encargados de asumir la responsabilidad económica y financiera del club deportivo; teniéndolo por varios años, como los encargados de la administración de esta institución. Para lo cual, reclutan a los talentosos futbolistas existentes en el medio.

En los inicios deportivos el uniforme del Club Deportivo era de color negro oscuro, que en cierta forma podría tener una relación con los colores anarquistas y fascistas existentes en el occidente. Estos colores identificaban al gobierno italiano de aquellos tiempos; posteriormente fue cambiado por el azul y blanco, que vienen a ser los más representativos de este cuadro deportivo.

EL FUTBOL Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA IDENTIDAD TRUJILLANA:

Mientras tanto las normas del futbol nacional iban rompiendo con la discriminación hacia el futbol provinciano que era considerado como equipos amateurs, donde los capitalinos se consideraban superiores a sus pares, teniendo ventajas como: a) Solamente los equipos limeños eran los únicos que podían representar al futbol peruano en campeonatos interclubes sudamericanos, b) Realizar y participar en partidos internacionales, c) Sus jugadores podían vestir la casaquilla de la selección nacional. Por lo que, para un deportista provinciano su reto era llegar a ser un futbolista profesional haciendo méritos en los equipos Trujillanos; de esa manera un determinado equipo limeño los pudiera enrolar en sus filas y tener presencia en la capital, siendo nominado en una preselección nacional, como sucedió con muchos jugadores provincianos.

Es importante mencionar que el deporte en Trujillo, comenzó a expandirse en diversas disciplinas; particularmente durante la década de los 40, 50 y 60 del siglo pasado. Las diversas disciplinas comenzaron a tener notoriedad como el atletismo, box, voleibol y futbol. Por lo que, la presencia de Trujillo en los eventos nacionales fue muy importante y predominante.

No podemos dejar de mencionar que en esta etapa la presencia de los medios de comunicación escritos en Trujillo, fue uno de los espacios importantes para difundir las actividades deportivas que se realizaban los fines de semana.

Por otro lado, a mediados de la década de los 60 del siglo pasado el futbol nacional inicia una reforma estructural importante, a pesar de la fuerte oposición de los equipos capitalinos de competir con sus pares provincianos de manera igual; fue un logro importante para el futbol nacional, que hasta ese momento había sido discriminado por muchos años.

De esa manera se les da una oportunidad a los equipos provincianos a tener que realizar un proceso de competencia con una duración de aproximadamente un año, para poder ingresar al futbol descentralizado. Para ello, se le denominó la “Copa Perú”; ambas competencias se inician a partir del año 1966 y que hasta la fecha sigue vigente.

Mientras tanto en los inicios de esa década la presencia de los “Diablos Rojos de Chiclín”, era muy predominante;  los diversos equipos trujillanos, no podían opacar a los ugartinos que mantenían un equipo poderoso. Gracias a sus recursos laborales podían incorporar a cualquier jugador que tenía condiciones y cualidades para ser un buen deportista.

De esa manera la identidad deportiva trujillana era cubierta por los chiclinenses que difícilmente eran reemplazado por otros equipos del lugar. Por lo tanto, los chiclinenses tuvieron la oportunidad de participar en el I Campeonato Descentralizado, ser Campeones de la I Copa Perú, retornar al futbol rentado, pero con malos resultados.

Ante ese debacle deportivo de los ugartinos, aparece otro equipo trujillano, que en el corto tiempo comienza a desplazar a los “Diablos Rojos”, posicionándose en el futbol rentado y convirtiéndose en el equipo más representativo como lo es el “Carlos A. Manucci”. (Continuará)

[1] INEI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: