Estamos a tiempo de no elegir congresistas carroñeros

Por: Amaro Rodríguez S. 

Aún queda casi quince días para decidir correctamente al candidatos que verdaderamente merezca la oportunidad de ser congresista y representarnos con dignidad en el Poder Legislativo, al que se pretende darle el lugar respetable en una sociedad democrática, por eso tamicemos la calidad de persona y no elegir algún congresista carroñero, que se alimenta de la miseria y despojo que le queda al pueblo.

No importa la condición social del candidato aunque sea de alta alcurnia o de muy humilde familia, pero en ambos honrados que demuestren  en su hoja de vida haber sido útiles en trabajos desinteresados a favor de la comunidad, que no hayan pretendido mediante dolosas acciones judiciales apropiarse de la ajeno, si saben servir a sus madres y saben compartir.

No dejarnos embaucar con floridos ofrecimientos, de los que algunos que no tienen que ver con la labor legislativa en esto casos ya están incurriendo en la endémica demagogia, que de hecho ya los descalifica, aún cuando luzca impresionantes pergaminos obtenidos tal vez  con notable esfuerzo o por vulgares plagios de la producción intelectual ajena.

Los candidatos de todo color y pelaje, algunos con su auténtico atuendo y trato y otros que presumen ser, lo que no han podido lograr como algo meritorio, tengamos presente que ya han caído en manos de la justicia grandes buitres, pero abundan los vulgares gallinazos carroñeros (zopilotes, para la selva) que por su número participan del festín del tesoro público en los espacios que les dejan los cóndores y buitres, por la dimensión del latrocinio.

Importa mucho a la ciudadanía resguardar el dinero público para ´poder financiar la ejecución de centros educativos, centros de salud mejor implementados, para  trabajar en la prevención y promoción de la salud con la atención primaria disminuyendo la gran cantidad de enfermos, en términos generales exigir o sustituir a las autoridades incapaces de cumplir con el gasto público, al parecer ´por estar urdiendo tramas para lograr  las coimas.

Este un año es muy importante para el   nuevo Congreso de la República, por los cambios que deben cumplirse además de la eliminación de la inmunidad parlamentaria, la reducción del 50% de los sueldos.  Urge otras leyes importantes para solucionar el problema carcelario porque cada reo cuesta al Estado 10 mil soles anuales y son más de 100  mil internos, quienes deben trabajar para que se alimenten y elaboren leyes para tratar a los ladrones del fisco en todos los  niveles de gobierno, como simples traidores a la patria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *