Efecto boomerang castiga a Trump por maléfica política social

Por: Amaro Rodríguez S.

Somos testigos del accionar del Presidente Donald Trump, como líder de una de las potencias más grandes del mundo, en el desarrollo de su política social y estrategias para  mantener  sometidas a naciones soberanas, mediante el chantaje económico y desarrollar su  política intervencionista para atentar contra los derechos humanos en el mundo.

Sin  duda alguna el Presidente Trump altamente soberbio por ser un  magnate, le ganó la prepotencia al enfrentar situaciones realistas, para aliviar tensiones internas, pero si dio  el visto bueno a todas aquellas acciones que lo beneficien, pero no a terceros países, menos para aquellos calificados unilateralmente como enemigos y terroristas.

Hoy el efecto boomerang castiga esa soberbia de un  presidente que pone en riesgo la seguridad de sus propios ciudadanos. El boomerang es un arma de no dar al objetivo, retorna al lugar de origen y en la vida humana son todas las acciones, pensamientos, sentimientos, que se siembre o emita sean éstos positivos o negativos, regresan a la vida del individuo muchas veces multiplicado.

La agitación social manifestada en multitudinarias manifestaciones de la población de color, blanca y otras razas en USA, se replica en otros países en defensa universal de los derechos humanos, como resultado del efecto boomerang que castiga a Trump, pero de haberse dado en Caracas, Damasco, Teherán ya hubiese unilateralmente intervenido con su política agresiva y dominante, que ya se acaba.

Este lamentable acontecimiento negativo  ojalá tenga respuestas positivas, porque así ocurre los acontecimientos en el mundo a  nivel de países y  también a nivel personal, cuando resbalamos o caímos  nos causa dolor, pero nos levantamos nos rectificamos con voluntad y mentalidad positiva.  Tengamos presente que EE.UU. vetó el levantamiento de sanciones Siria que enfrenta al terrorismo, mediante bloqueo impidió el acceso a medicinas para salvar vidas por el Covid-19 y también vetó el alto al fuego en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: