Alumnos de Derecho UNT realizaron práctica de Antropología criminal

06 dibujo de la escena [540 x 480]

Esta mañana, un grupo de alumnos de Derecho UNT con mandil blanco y transportando estacas y cintas se desplazaron por la Ciudad Universitaria hasta llegar a las zonas descampadas de la Facultad de Sociales donde se encontraron con restos óseos de humanos.

Aunque los curiosos se llevaron más de una sorpresa, al ver los restos de fémures y cráneos, no se trataba más de que de la primera práctica de levantamiento de cadáver a cargo de los alumnos del tercer año de Derecho del curso de antropología criminal, que dicta la profesora Carolina Espinoza Camus.

La primera tarea de los estudiantes fue realizar el registro de la escena del crimen con la ubicación geográfica, ubicación de los puntos referenciales de la escena del crimen con estacas, encintado de la escena, fotografiado de diferentes ángulos.

Dentro del grupo, uno de los estudiantes tuvo la misión de elaborar un croquis para graficar la escena, considerando la distancia de los objetos y características; en tanto que otro joven estudiante dibujaba cada objeto. Al final se llenó una ficha oficial, al modo en que lo haría un fiscal.

Luego vino el levantamiento de los restos cadavéricos. Tal como les indicaron en las clases teóricas, los estudiantes tuvieron que empezar por la cabeza, la misma que fue guardada en una bolsa para posteriormente llevarla al Laboratorio. Se hizo el registro de cada pieza y su rotulación; se procedió a la medición de cada pieza encontrada y finalmente el informe descriptivo del levantamiento del cadáver simulado.

La profesora Espinoza Camus pidió a los estudiantes que narren con lujo de detalles el material encontrado en la excavación, describiendo cada objeto encontrado y la distancia que guarda con el punto de referencia. En el texto se debe incluir tamaño, color, forma de todos los objetos que sirva para recordar en el laboratorio. Sólo al final se extrae el esqueleto y sus indicios.

La alumna Jennifer Echevarría, delegada de los alumnos, se mostró muy satisfecha con los resultados de la práctica, porque de esta manera los alumnos ya no van en blanco a una escena de crimen. “Ahora ya conocemos las escuadras que se usan, la cantidad de metros que una persona puede ingresar para no contaminar una escena del crimen”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: