Almacenar agua para agricultura que salva vidas

Por: Amaro Rodríguez S.

En la actualidad mundial ahora es consciente  de los grandes daños causados por el acelerado cambio climático, sumado a la insensata decisión de potencias económicas interesadas en mantener su hegemonía, sin importarles las  consecuencias, como la actual guerra en Ucrania que genera una crisis alimentaria a nivel mundial.

En estas reales circunstancias cobra relieve la importancia de las aguas que en países de accidentada geografía, donde se pierden en el mar, en  grandes lagos y en filtraciones, entonces vemos al vital líquido que nos provee la naturaleza, perfilarse como el oro cristalino para los países de accidentada geografía.

Los cambios que se dan a la madre tierra son enormes, incluyen la aceleración de la rotación de la tierra, según versión de científicos muy  sorprendidos al constatar que actualmente la rotación de la tierra dura menos de las 24 horas que fue lo usual, mientras las administraciones de gobiernos hegemónicos, no encaran estas nuevas realidades.

EN PERÚ MULTIPLICAR PEQUEÑOS  RESERVORIOS

La agricultura peruana  desde hace años es deficitaria en aguas de regadío, observamos que en la temporada de lluvias los torrentosos ríos, llevan hacia el mar los grandes excedentes de aguas de regadío,  mientras que agricultores de costa y sierra sufren la escases de la aguas de regadío, para asegurar cosechas rentables para ellos y para alimentación de la población peruana y también para exportar.

En política agraria es obligación priorizar  la masiva  construcción de pequeños o mini reservorios,  si no alcanza el dinero multiplicar pequeñas kochas para almacenar agua de regadío deficientemente por filtraciones, donde también puede instalarse pequeñas piscigranjas que contribuya a la alimentación, porque la agricultura es el cordón umbilical de la alimentación de la población en las grandes ciudades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: