Acuñarán monedas con imágenes de Marcahuamachuco

IMG_2592

Manuel Llempén dijo que ya se formalizó pedido ante el BCR

HUAMACHUCO. El Banco Central de Reserva (BCR) acuñará monedas de uno, dos o cinco nuevos soles, con relieves de Marcahuamachuco, el más importante vestigio arqueológico de nuestro ande, dio a conocer el gerente general del Gobierno Regional La Libertad (GRLL), Manuel Llempén Coronel.

La noticia fue tomada con agrado por los participantes en el seminario taller “Retos y potencialidades de la zona andina de La Libertad”, realizado justamente en Huamachuco, ciudad ubicada a unos 15 minutos de las ruinas de la citada fortaleza andina construida por los Huamachucos.

“La inclusión de esta moneda en el sistema monetario nacional permitirá promover e incrementar el turismo hacia este importante resto arqueológico en recuperación, que es una de las potencialidades que tiene Huamachuco”, dijo el funcionario regional durante esta actividad organizada por el GRLL y el BCR.

Indicó que sobre el tema antes había hablado con el presidente del directorio del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde Florez; quien reveló que ello era factible, debiendo ser aprobado por el directorio, sin adelantar que valor monetario tendría; por lo se le remitió un documento para formalizar el requerimiento de acuñar la moneda.

Esta pertenecería a la serie: “Riqueza y Orgullo del Perú”, que promueve la numismática y contribuye a difundir el patrimonio arqueológico peruano. Antes, el BCR ya había acuñado antes monedas con relieves de la Huaca de La Luna y Chan Chan, también restos arqueológicos liberteños.

El complejo arqueológico de construcciones arquitectónicas de Marcahuamachuco uno de los restos arqueológicos más importantes y extensos del Perú y es considerado la «Machu Picchu del Norte» y «La Nueva Joya turística de La Libertad”, está ubicado sobre una planicie en la cumbre de la montaña del mismo nombre, a 9,5 km al noroeste de Huamachuco  (capital de la provincia), a una altitud de 3.650 metros sobre el nivel del mar.

Está rodeado por los valles pertenecientes a los ríos Grande, Sanagorán y Vado. Se divide en cuatro grandes sectores: Cerro del Castillo, fortaleza circular de doble muro que ocupa casi la mitad del sitio, con una gran plaza y galerías que habrían cumplido diversas funciones; el Cerro de las Monjas, que tiene siete edificaciones circulares; el Cerro de los Corrales, ocupado por distintos tipos de estructuras arquitectónicas, como restos de fortaleza redondeada, estructuras rectangulares, entre otras; y el Cerro Viejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *