Actitud de los gobernantes frente a la corrupción

corrupcion

Por: Percy J. Paredes Villarreal

En varios artículos anteriores, tuve la oportunidad de escribir el tema de la corrupción; en esta oportunidad me planteo la siguiente pregunta ¿Cuál es la actitud de los gobernantes y las autoridades con respecto a los actos de corrupción?. Parto de esta interrogante debido a que en América Latina el tema se viene incrementando y formando parte de la sociedad y de la cultura (por no decir en una costumbre), predominando esta realidad.

Existe una gran diferencia en el trato que se le da a la corrupción en los dos tipos de modelos sociales y económicos de los países, en el mundo. Por ejemplo, en el caso de los pocos países socialistas existentes, podemos mencionar que el trato es muy fuerte y autoritario, donde a aquellos funcionarios de alto nivel y rango, la sanción es con cadena perpetua, fusilamiento como ha sucedido en China, donde el gobierno a condenado a cadena perpetua a un ex ministro por haber cometido actos de corrupción; del mismo modo, en Cuba, años pasados el Gobierno Central autorizó fusilar a un general combatiente de la revolución, por haber estado involucrado en temas de narcotráfico; recientemente, el gobierno boliviano de Evo Morales, ha detenido a toda una red de funcionarios, entre policías, jueces, fiscales y ciudadanos, al haber autorizado el asilo y escondido al prófugo de nuestro país,  como es Martín Belaunde.

Mientras que en países capitalistas, con gobiernos de derecha o de centro izquierda, la actitud de los gobernantes es muy contemplativo y pusilánime; ya que, en muchos de los casos se encuentran involucrados integrantes de su familia o personas allegadas al gobernante o algunos miembros de grupo de poder. Esto se refleja en las denuncias periodísticas sobre casos de corrupción donde están involucrado ciudadanos, profesionales policías, jueces y fiscales, funcionarios, políticos, y autoridades, que en muchos de los casos culminan archivados; como en otros casos, son detenidos pero al día siguiente o en los sucesivos días sale de la prisión, y comienzan a caminar por la calle como si no hubiese pasado nada, muy tranquilamente.

En otros países, las normas no existen o son muy benignas que impiden un enfrentamiento directo contra la corrupción; por el contrario, algunos abogados se encargan de buscar algunos vacíos jurídicos para sacar de la cárcel a sus defendidos; debido a una serie de argucia o vacíos legales.

 Particularmente en nuestro país, vemos diariamente denuncias periodísticas en la televisión, escuchando la radio o leyendo los diversos diarios, temas de corrupción; pero frente a ello existe impunidad; convirtiéndose poco a poco en una costumbre, formando parte de la cultura y de la sociedad peruana. Llegando a decirse en el argot criollo que aquel que no es corrupto, o no coimea, no recibe ni da dinero para resolver un problema, es un tonto.

La corrupción no tan solo se refleja o se expresa en las  personas de a pie, también podemos ver o informarnos que esto también se refleja en las diversas estructuras de las Instituciones públicas y privadas, ni estas últimas se salvan, también existen empresarios o trabajadores de empresas privadas, que llegan al extremo de estar inmerso en casos de corrupción, como es el caso de “Tía María”, donde un dirigente político de izquierda y el asesor de la minera, estaban buscando como resolver el conflicto entre la sociedad y la empresa privada, mediante la entrega de una suma cuantiosa de dinero para de esa manera levantar la huelga que la ciudadanía viene realizando en contra de la contaminación ambiental.

Asimismo, en este último tiempo los políticos de izquierda cuestionaban a los de derecha por los altos índices de corrupción; en la actualidad la derecha mediante sus respectivos medios de comunicación está cuestionando y manifestando que también existen políticos y gobernantes de izquierda, involucrado en casos de corrupción.

No todo es malo, allí encontramos a un ex gobernante Uruguayo, ex guerrillero y político, de izquierda que gobernó con transparencia y humildad, me refiero a José “Pepe” Mujica, que en todo momento demostró honestidad, sencillez  y humildad, así como vivir en forma franciscana como gobernante. Totalmente diferente a los gobernantes de Izquierda y de derecha, cuyos sueldos son muy elevados, en comparación al costo de vida, existente en su país.

Que hacer frente a este grave problema existente y que ya forma parte de las noticias, que con el correr del tiempo se convertirá en algo normal. Es la gran interrogante que nos debemos hacer.

Foto: www.elsopazax.wordpress.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: