Viajando a santiago de chile

Percy-Paredes

Por: Percy J. Paredes Villarreal

Nuevamente, he tenido la oportunidad de ser invitado a participar en el I CURSO INTERNACIONAL DE “PLANIFICACIÓN PARTICIPATIVA PARA UN CAMBIO ESTRUCTURAL CON IGUALDAD”, organizado por el ILPES – CEPAL – Naciones Unidades, en la ciudad de Santiago de Chile durante los días 16 al 20 de Marzo del 2015.

He viajado en varias oportunidades a este hermano país del sur; todas ellas han sido por jornadas académicas. En estos eventos he tenido la oportunidad de presentar algunas experiencias en Gestión Pública, Desarrollo Local y Participación Ciudadana, que he venido sistematizando a partir de haber tenido la oportunidad de laborar en los diferentes gobiernos locales de la Región de La Libertad.

Para este año, como antropólogo que soy, decidí viajar por tierra haciendo trasbordo; de esa manera observar la movilización social y tener la oportunidad de leer dos libros que lleve y que por diversos motivos no tenía tiempo para leerlo.

Antes de viajar tuve que realizar algunas indagaciones como: En primer lugar, indague el precio de los pasajes en avión y saber el costo del viaje (ida y vuelta) de Lima – Santiago; el precio fue entre 410 a 440 dólares. Esto se debe a que conforme se va acercando la fecha del viaje el valor del pasaje tiende a incrementarse; así me lo comentaron las personas que se encargan de vender pasajes aéreos.

En segundo lugar, existen empresas de transporte terrestre internacionales que también hacen el servicio de viaje al sur del país; venden pasajes, el precio era de 160 dólares desde Lima a Santiago; lastimosamente los pasajes se agotaron antes del viaje. Por lo que, me recomendaron adquirirlo con anticipación.

El viaje consistió en salir de Trujillo a Lima, lo hice el día miércoles a las 10 de la noche, me costó 10 Dólares; de Lima a Tacna, fue de 30 dólares; de Tacna a Arica, pague 3 dólares y de Arica a Santiago de Chile, me costó 60 dólares el pasaje. Es decir, en total pude gastar solamente en pasaje la cantidad de 103 dólares.

Viajando por tierra pude observar el proceso de movilización de muchos compatriotas que se trasladan a este hermoso país. De esa manera, como me lo comento un joven que viajaba conmigo, me decía que haciendo trasbordo se gasta poco, en comparación al pasaje que debe pagar si va por agencia de viaje. Pero el recorrido es más largo y agotador, efectivamente tenía mucha razón y eso lo comprobé en el viaje que realice en esta oportunidad.

Este proceso de movilización empezó el día miércoles 11 de Marzo en que viaje de Trujillo – Lima, salí a las 10: 30 de la noche y llegue a las 6:30 de la mañana, el viaje fue de  un total de 8 horas; luego espere por la tarde, para tomar el bus que me llevaba de Lima a Tacna, salí el día Jueves 12 de Marzo a las 6:40 p.m., llegando a Tacna a la misma hora del día viernes 13, el recorrido fue de 24 horas; posteriormente me traslade en auto de Tacna a Arica, el recorrido fue de 1 hora. Debo manifestar que existe una diferencia de horas entre Tacna y Arica de 2 horas adelantadas en favor de Chile, por lo que salí a las 7:00 p.m. y en Arica fueron las 9 de la noche.

Del mismo modo, estando en Arica pude ver muchos compatriotas peruanos, como también chilenos que se movilizan diariamente entre ambos territorios; la mayoría que viaja de Arica a Tacna, lo hacen por negocios, consumo de alimentación y hacer turismo. Ya que según me lo comentaba el costo de vida es más cómodo en el Perú, comparativamente al de su tierra. Es algo similar los peruanos que viajan a la ciudad de Arica.

De Arica viaje a Iquique, fue de 1:30 de la mañana del día Sábado, llegue el mismo día a hora 6:30 a.m. haciendo un tiempo de 5 horas. En este último lugar pude observar la presencia de muchas personas de Bolivia que viajaba de Iquique – Cochabamba, Iquique – Oruro, Iquique – La Paz; lo que, pude notar la existencia un gran vinculo comercial entre ambos países.

Posteriormente, a las 8 de la mañana del mismo día, salí de Iquique con rumbo a Antofagasta, llegando a la 1:30 de la tarde del mismo día, el recorrido fue de 5:30 p.m.; luego, salí de Antofagasta a las 2 de la tarde y llegamos a Santiago a las 8 de la mañana del día Domingo 15 de marzo del presente año 2015. Lo interesante, en este viaje que realice, es poder tener contacto con la población, observar y ver algunas características y patrones culturales de la población, como son sus vestimentas y su lengua o dialecto.

Asimismo, en el viaje nos sucedieron algunas anécdotas, como es el robo a una pasajera que fue llegando a Iquique; mientras que llegando a la Serena, siendo las 4 de la mañana del día domingo, una persona comienza a tirar piedras a las lunas de los buses, siendo afectado el bus en que viajábamos. En ambos lugares, tuvimos que detenernos aproximadamente 3 horas; para que sean atendidos por los carabineros (es la denominación que se les llama a la Policía Chilena).

Viajando e ingresando a estas ciudades intermedias (me refiero a Arica, Iquique y Antofagasta), que superan los 100 mil habitantes, encontramos el gran desarrollo industrial, comercial y pesquero. Pude notar las enormes extensiones de tierra, y recordar la cantidad de Km de terreno que nos perteneció hasta el año 1879, en que por una guerra entre ambos países, donde los empresarios europeos y países ajenos al de Perú, Chile y Bolivia, nos hicieron pelear y las grandes ganancias se lo llevaron ellos.

Estando en Chile, me encontré con amigos y amigas peruanos (as), que ya están radicando con sus familias por más de 15 años. Esto será materia de otro artículo, donde podremos conocer un poco más de la migración a este país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: