Navidad saludable: 7 consejos nutricionales para cuidar tu alimentación en estas fiestas

Según cifras del Instituto Nacional de Salud (INS) del Minsa, una cena navideña puede superar las 4000 calorías.

La cena navideña es el momento más esperada por las familias, ya que podemos compartir con nuestros seres queridos y deleitarnos de una variedad de comidas como el clásico pavo al horno, guarniciones, salsas, bebidas y el infaltable postre como el panetón. Sin embargo, la combinación de estos alimentos puede incrementar nuestro peso corporal durante estas fiestas.

Según cifras del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (Minsa), el consumo de estos preparados en una sola noche supera las 4000 calorías. Además, existen reportes que demuestran que una persona adulta puede subir entre 3 a 5 kilos en diciembre, debido al consumo que realiza en los diferentes eventos sociales a los cuales asiste. Sin embargo, especialistas en salud consideran que en fiestas se puede apostar por preparar cenas saludables sin la necesidad de pensar en la culpa por unos kilos de más.

De acuerdo con Carolina Castrillón, docente de la Escuela de Posgrado de la Universidad Norbert Wiener, alimentarse de manera saludable significa comer moderadamente la comida que prepara nuestra familia, pero considerando ciertas sugerencias como incluir un plato de verduras frescas al inicio, añadir la cuarta parte del plato con una porción de pavo y/o cerdo y la otra cuarta parte con una porción de harinas como puré de camote y/o arroz árabe.

“Lo más importante es tratar de no mirar la cena como algo prohibido. Más que evitar combinar los alimentos diría respetar la porción, es decir, tratar de comer un solo plato para poder disfrutar de la cena. De esta manera evitaremos terminar repletos sin poder respirar”, detalla la especialista.

Con el propósito de incentivar una alimentación sana y evitar excesos en estas fiestas, Castrillón recomienda siete consejos claves para preparar una cena navideña saludable.

  1. Lo ideal es servirse un solo plato en la cena.
  2. La porción debe estar acompañada de verduras frescas.
  3. Disfruta la comida y evita comer en exceso.
  4. Incluye una buena porción de proteína, como por ejemplo, pollo, cerdo, pavo, etc.
  5. Trata de masticar varias veces cada bocado.
  6. Elige un refresco natural en lugar de una bebida gaseosa, como por ejemplo una limonada o chicha morada hecha en casa, con poca cantidad de azúcar.
  7. Consume panetón y chocolate caliente en el desayuno del día siguiente.

Asimismo, se recomienda adoptar este hábito saludable a los pacientes con diabetes o que padecen alguna enfermedad oncológica. “Las personas con diabetes, no deben seguir una alimentación diferente a la del resto de su familia, sin embargo,  lo que sí deben hacer es controlar sus valores de glucosa dos horas antes y después de su cena (aquellas personas que usan insulina) y no olvidar tomar su medicación si así la tuvieran indicada” precisa la especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: