Problemas socioculturales del bicentenario

Por: Percy J. Paredes Villarreal

Estamos a pocos días de celebrar el bicentenario de la independencia política de nuestro país; la realidad coyuntural no nos está brindando dicha algarabía como para su respectivo festejo. Lastimosamente estamos pasando por  múltiples problemas que venimos viviendo que hasta la fecha no  han sido resuelto a lo largo de estos 200 años.

Y es que esto se puede denostar en lo que ha acontecido en la última semana donde hemos podido ver y leer por los diversos medios de comunicación escrito y/o televisivo, el accionar de autoridades, líderes políticos, personajes mediáticos que a través de sus actos o acciones reflejan el posturas tradicionales de la convivencia en nuestro país; impidiendo cambios que permitan mejorar nuestra socialización y relaciones sociales.

Actualmente vemos algunos hechos sociales reflejando diversos tipos de conductas y comportamientos socioculturales,  que  en las formas son diferentes pero  en el fondo siguen siendo las misas características que se vienen dando durante los 200 años de independencia; y  que hasta la fecho no han sido resueltos. Perdurando  hasta la actualidad.

Por lo que, a continuación describiremos algunos de estos problemas que siguen  vigentes.

  1. Uno de los principales problemas que se sigue manteniendo es la violencia, con algunas  variaciones en sus mecanismos, metodologías y sujetos; si antes hemos vivido diversos tipos de violencia de carácter social, política, económica y cultural, ahora se refleja  hacia la mujer y a los integrantes del grupo familiar. Algunos lo han considerado la otra pandemia existente.

En estos últimos años la violencia de género ha crecido mucho en comparación a años anteriores. Ahora se consideran tipos y modalidades, donde lo primero se refiere al físico, psicológico, sexual, económico-patrimonial; mientras que lo segundo se clasifican en 18 resaltándose:  trata de mujeres,  acoso sexual, laboral y político, esterilizaciones forzadas, violencia hacia las mujeres con discapacidad violencia hacia mujeres migrantes, violencia en conflictos sociales, armados, a personas privadas de sus derechos, etc.

Asimismo la violencia de género ha traído como consecuencia el feminicidio, intento de feminicidio, y otros tipos de consecuencias, que en muchos de los casos los altos índices preocupan.

 

  1. La discriminación racial, política, cultural y económica, hacia aquellos, como: a) provincianos, b)  migrantes, c)  mujeres, d) personas con algún tipo de discapacidad, e) pobres y extremos pobres. Estos actos se ha podido ver y notar en estos últimos meses. Reflejándose tras el proceso electoral donde ha salido a relucir estos tipos de acciones contra aquellas personas que no comulgan, ni están de acuerdo con su ideología.

Uno de estos actos discriminatorios lo podemos ver en estas últimas elecciones, en el cual un profesor de educación rural, campesino, dirigente rondero, provinciano, que no pertenece al establishment, ha ganado en segunda vuelta a la representante de la derecha.

Desde el inicio de la segunda vuelta el Profesor Pedro Castillo ha recibido una serie de insultos, discriminación, agresiones, etc., por parte de los grupos de poder, expresado en los diversos medios de comunicación, clase política, líderes y partidos políticos de derecha, que en todo momento lo han atacado por el simple hecho de no pertenecer a esta clase política caduca, que nunca miro al país como multinacional, multiétnico, multicultural, disparejos; siempre han pensado que el Perú es Lima.

 

  1. La corrupción como problema sociocultural, formando parte de la vida y las relaciones sociales, políticas, económicas y culturales; particularmente dentro de las diversas esferas del Estado y de las Instituciones públicas a nivel nacional y subnacional. Esto ha Involucrado y comprometido a diversas autoridades gubernamentales, políticos, funcionarios ubicados en los ámbitos nacionales, subnacionales en actos de sobornos.

La corrupción se define como  el pago o la entrega de algún bien por parte de una persona o ciudadano hacia un servidor  que labora dentro de una institución pública, con la finalidad de obtener algún beneficio o ventaja sobre otros.

Existen algunos académicos que están tratando de interpretarlo como una reciprocidad o intercambio político, laboral o económico; para de esa manera convertirlo como algo natural y justificar la falta de ética o de valores de los servidores públicos.

Se han escrito y se siguen escribiendo mucho sobre este tema, relacionándolo con la historia, con la economía, con la política, con la psicología; además del componente antropológico, que es percibido como la incorporación de la corrupción en el comportamiento sociocultural de las personas o de los ciudadanos ante cualquier tipo de falta, o algún beneficio que se quiere obtener.

Este accionar se da dentro de un marco de relaciones sociales de poder, de compadrazgo, de clientelismo y asistencialismo entre el servidor y la persona que necesita conseguir algún tipo de beneficio. Lastimosamente la ciudadanía todavía no se ha empoderado como para actuar contra este flagelo nefasto y negativo, para la sociedad y en particular para las instituciones gubernamentales.

 

  1. El empleo informal en el país donde existe un alto crecimiento producto de las actividades primarias exportadoras como es la minería; también ha crecido la informalidad, mucho más en este último año en que estamos viviendo una pandemia, en el cual muchas personas fueron despedido de su trabajo.

La informalidad es una actividad que ha venido pasando por diferentes conceptos e interpretaciones, como fue el comercio ambulatorio, el desempleo, vendedores ambulantes, etc.; el cual, muchas personas se dedican a este rubro para poder subsistir.

La informalidad la encontramos mayoritariamente en el sector servicio, agroindustrial; en el cual muchos de estas personas trabajan sin tomar en cuenta una serie de protocolos, bioseguridad, generando mucho peligro y riesgo en el trabajador, que por necesidad tienen que hacerlo.

Esta actividad se ha convertido en una opción para algunas personas o familias, que se han visto en la imperiosa necesidad de realizar alguna actividades laborales independiente con la finalidad de obtener algún ingreso económico que les permite sobrevivir. En otros casos como una actividad laboral implicando buenos ingresos y rentabilidad; pero a la vez las personas que se dedican a esta labor elude responsabilidades con el trabajador y con el Estado.

 

  1. El narcotráfico se ha convertido en un problema endeble para nuestro país, que sigue creciendo; algunos autores consideran que existe un narcoestado. Donde algunos funcionarios, asesores y/o político han estado vinculados a acciones de esta naturaleza como fue el descubrimiento de drogas dentro del avión presidencial, hallazgo de droga en barco de la marina de guerra del perú, en ambientes de algunos políticos, etc.

 

  1. Y por últimos podemos mencionar el desacato a las normas con la finalidad de satisfacer alguna necesidad, eludir responsabilidad, u obtener algún beneficio; que no tan solo se refleja en los ciudadanos de a pie; también lo vemos en la clase política que con tal de lograr sus cometidos. Haciendo caso omiso a la decisión de otro poder del Estado cumpliendo con sus objetivos sabiendo que no tienen la razón y está actuando fuera de la ley.

Este irrespeto a las normas o a la decisión de un estamento del Estado, demuestra que ellos tienen más poder y están por encima de las leyes y de las decisiones que toman las instituciones correspondientes.

Este tipo de pragmatismo se ha convertido en un paradigma que se expresa no tan solo en la ciudadanía de a pie, también se ha podido  ver en los últimos días en el cual los legisladores hacen caso omiso a la decisión del Poder judicial que impide la elección  de los nuevos miembros del TC actuando contra la medida de dicho organismo del Estado.

Estos tipos de problemas socioculturales que siguen siendo vigentes en nuestra sociedad; deben ser resuelto mediante un nuevo orden político, social, cultural y económico; traspasando el modelo vigente, de lo contrario iniciaremos el bicentenario sin poder resolver ni solucionar los problemas existente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: