#Nostalgia

Por: Javier Rosado
Hoy, trayecto a casa en #Madrid para cumplir responsablemente la cuarenta aproveché la oportunidad, guiado quizá por mi espíritu de periodista, para caminar por aquellos lugares que, antes de desatarse esta terrible y mortal pandemia mundial, nunca dejaron de sorprenderme de la mágica y turística capital española. Sus plazas, boulevares, calles y avenidas siempre lucían abarrotadas. En el trayecto la gente quería conocer parte de su historia, algunos buscaban inmortalizar el recuerdo de su viaje con una fotografía; y otros estrecharse en un fuerte abrazo seguido, tradicionalmente, con un beso en ambas mejillas. De esta forma de saludo, ya me estoy acostumbrando.
Esta mañana fotografié, un ‘abandonado mamífero’ en el monumento #ElOsoYElMadroño, histórico símbolo madrileño, ubicado en la otrora concurrida #PuertaDelSol. Antes que iniciara toda esta pesadilla del #Coronavirus -recordaba- que aguardaba impaciente para tomar la mejor foto de mi visita a #Madrid en esta estatua. Permanece vacía, una verdadera lástima.
Otro solitario personaje fue #ElBarrendero de la plaza Jacinto Benavente, frente al teatro Calderón en pleno corazón de #Madrid. Esta figura de bronce a tamaño real e inaugurada en el 2001 rinde un justo homenaje al personal de limpieza de la década del 60. En la actualidad me hace pensar que estos aguerridos trabajadores también están muy expuestos al contagio del peligroso virus.
¡Cerrado!. Así permanecen, por ahora, todos los locales del ‘Museo del Jamón’. En su interior, en la barra, podías pedir una ‘cañita’ (cerveza), copa de vino, café entre otras bebidas mientras degustabas una variedad de suculentos embutidos, quesos y jamones.
Y así podría enumerar más lugares que ahoran lucen desolados. Ya en el #Metro, de vuelta a casa, recordaba esas horas punta repleta de pasajeros y cuando perdía un turno tenía que esperar -renegando- varios minutos para el próximo tren. Hoy viajé super cómodo y, sobre todo, en solitario.
Esta vez no compartiré tristes estadísticas del #Covid-19 en #España, como suelo hacerlo a veces por mi labor profesional. Ahora que ya pasamos más de un mes del #Confinamiento por el #EstadoDeAlarma me muestro más optimista y confío en Dios para que todo esto acabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: