Un taxista acusado de intento de secuestro a universitaria, ha sido intervenido por Seguridad Ciudadana de Trujillo

chica-secuestrada

Fue puesto de disposición de la Comisaría Ayacucho.

Un taxista de 39 años de edad, acusado por una joven universitaria de pretender secuestrarla cuando le prestaba un servicio de taxi entre la plaza de armas y la UPAO, ha sido intervenido por agentes y efectivos del servicio de patrullaje integrado preventivo de Seguridad Ciudadana de Trujillo-Policía Nacional y trasladado a la Comisaría Ayacucho, para las diligencias de ley correspondientes.

El hombre ha sido identificado como Roosberth Juan Blas Castañeda (39), conductor del vehículo marca Toyota, de color negro, con placa de rodaje T3C-489, de la Empresa Turismo Moche, y la denunciante como Raquel M. H. C., de 23 años de edad, estudiante de la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO).

La intervención ha ocurrido en torno a la siete de la noche, en la intersección de los jirones Francisco Pizarro y Diego de Almagro, por las inmediaciones de la plaza de armas, en el centro histórico de esta ciudad, según relata un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes explican que fueron alertados por la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo, que había recibido la llamada telefónica de una joven que se identificó como Raquel M. H. C., estudiante de la UPAO, quien denunció al chofer del taxi en el que viajaba de conducirla a un destino desconocido, sin hacer caso a sus reclamos.

Agregan que con las características del vehículo y del chofer, así como la ruta emprendida por el taxi, lo han localizado rápidamente y lo han perseguido en un patrullero edil, logrando darle alcance por las inmediaciones de la plaza de armas, donde el conductor ha sido intervenido, trasladado y puesto a disposición de la Policía Nacional de la Comisaría Ayacucho, para las investigaciones correspondientes.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo añade que a la misma dependencia policial ha acudido la agraviada, para registrar formalmente la denuncia, pero que antes había comentado que ella y dos compañeros de estudios solicitaron el servicio de taxi hasta la UPAO, sin embargo, cuando estaban por llegar, el chofer inexplicablemente cambió de rumbo, y que en el trayecto sus acompañantes lograron bajar del auto y ponerse a salvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: