Seis consejos para identificar un correo malicioso

El uso del correo electrónico se ha convertido en uno de los servicios más utilizados hoy en internet. Sin embargo, la popularidad de este medio ha llevado a que cuente con la presencia de hackers que comprometen la seguridad de los usuarios al no saber identificar uno de los problemas más conocidos y usuales en los correos: el spam o correo basura.

En ese sentido, es fundamental saber reconocer este tipo de correos para proteger tu privacidad, datos bancarios y el buen funcionamiento de tu dispositivo. Por ello, La Positiva Seguros te brinda 6 consejos para que puedas identificar un correo con malas intenciones y a su vez, puedas evitar errores que pongan en riesgo tu información o a la de tu organización.

  1. Corrobora quién es el remitente. Siempre es importante verificar y darse cuenta si el remitente del correo es conocido por nuestra persona. Si el correo tiene como emisor un nombre nada usual a nuestra bandeja de entrada, es cuestión de verificar para que no se trate de una suplantación y posible posterior estafa.

 

  1. No te dejes llevar por los asuntos. La mayoría de los correos electrónicos maliciosos utilizan asuntos llamativos o impactantes para captar tu atención. Usualmente se muestran como correos de carácter urgente, solicitando algún tipo de acción de tu parte. Por lo particular, redactan los asuntos en mayúsculas y tipografías poco convencionales.

 

  1. Revisa el contenido. Si el contenido del correo exige información privada como por ejemplo datos personales, contraseñas, entre otras cosas. Ten en cuenta que las empresas y personas no utilizan este medio para pedir esta clase de información. Por otro lado, si se trata de algún sorteo en el que resultaste como ganador, pero no participaste, es un fraude. Por último, si son de carácter sumamente urgente, verifica la información.

 

  1. Si la redacción te parece particular, desconfía. Con regularidad los ciberdelincuentes cuentan con una redacción básica, con errores ortográficos o bajo una traducción automática. Si el correo que aparece en tu bandeja de entrada tiene una de estas características, es mejor desconfiar.

 

  1. No le des clic a los enlaces sin antes ver de qué tratan. Muchas veces, luego de un discurso poco o muy persuasivo, un ciberataque puede estar acompañado de enlaces que redirigen a lugares web extraños. Esto podría ocasionar un deterioro en tu dispositivo e incluso interferir en la privacidad de tu información. Recuerda siempre validar este enlace desde la web del remitente.

 

  1. Evita abrir los archivos adjuntos antes de verificar. Si el contenido del correo electrónico recepcionado te parece inusual y además tiene archivos adjuntos que llaman tu atención. No los abras. Muchos de los correos peligrosos, contienen adjuntos que también lo son. Hay que tener mayor cuidado con los adjuntos con opción a descarga. Los cibercriminales tratan de hacerlas pasar como inofensivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: