Ocho menores intervenidos en “fiesta semáforo” fueron trasladados a la Comisaría

Fiesta semaforo [540 x 480]

– Entre ellos habría un requisitoriado.

– Fiesta realizada en la Urb. Santo Dominguito había sido convocada por Facebook.

– Esta es la tercera vez que los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo intervienen este tipo de reuniones.

Ocho menores de edad que participaban en una “fiesta semáforo” en el interior de una vivienda, han sido intervenidos por agentes ediles y efectivos policiales del servicio de patrullaje integrado preventivo de Seguridad Ciudadana de Trujillo y trasladados a la Comisaría La Noria, para su identificación y entrega a sus padres. Entre ellos, habría una persona requisitoriada, cuya constatación la tiene a cargo la Policía Nacional.

El operativo –que ha recibido buenos comentarios y el agradecimiento de los vecinos, ya que estas fiestas se suceden unas tras otras desde hace un año, según manifestaron–, ha sido dirigido personalmente por el gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, y el subgerente de Seguridad Ciudadana, Fernando Armas Mejía.

El despliegue de agentes ediles ha comenzado alrededor de las seis de la tarde de este jueves, en el inmueble ubicado en la calle Sérvulo Gutiérrez 556, segundo piso, urbanización Santo Dominguito, a casi media cuadra del predio intervenido el viernes último, cuando se realizaba una “fiesta semáforo” en la que participaban cerca de 200 menores, entre hombres y mujeres.

En esta oportunidad, se pudo calcular en una centena el número de menores que iniciaban su participación en la fiesta, la misma que, de acuerdo a la versión de algunos de los intervenidos, había sido convocada a través de una cuenta de Facebook que pertenecería a un sujeto llamado Omar Alva.

Se pudo notar que en el primer nivel del predio funciona una bodega-panadería y en la segunda planta se había improvisado una pista de baile donde los menores acostumbran divertirse y consumir sin control bebidas alcohólicas, drogas y otras sustancias tóxicas, tras lo cual provocan grescas, cometen asaltos, alteran el orden público y ponen en riesgo la tranquilidad e integridad física de los vecinos, según denunciaron.

De acuerdo a información recabada por los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, la vivienda pertenecería a María Violeta Bravo Benavides, que no se encontraba al momento de la intervención; solo estaba su hijo, J.E.B. (18), quien aseguró ser menor de edad y alegó que la reunión era una fiesta de cumpleaños, sin dar mayores detalles.

Esta es la tercera intervención, en menos de una semana, que han realizado los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo a locales donde se realizan las conocidas “fiesta semáforo”: el viernes fue un vivienda ubicada en la calle Sérvulo Gutiérrez 597, de la urbanización Santo Dominguito, y el domingo el disco pub “Calle 8”, ubicado en el jirón Grau 558, en pleno centro histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: