Municipalidad de Trujillo impondría fuerte multa a restaurant Coco Torete

torete [540x350]

La Municipalidad Provincial de Trujillo impondría una fuerte multa al restaurant parrillada Coco Torete, ubicado en la calle Martínez de Compañón 648, urbanización San Andrés, por haber instalado un toldo sobre la vereda y áreas verdes inmediatas a su local, negándose a retirarlo cuando fue conminado por agentes ediles y efectivos policiales del servicio de patrullaje integrado preventivo.

La intervención, que ha sido comunicada al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, se ha llevado ha cabo minutos después de la cinco de la tarde de este sábado, ante la denuncia que los vecinos del lugar presentaron a la central de emergencia Alerta Trujillo.

A través del teléfono, los moradores denunciaron la instalación del toldo y se quejaron porque la estructura interrumpía su paso y que para continuar tenían que caminar por la pista, poniendo en riesgo su integridad física, ya que podían tropezar y caer al asfalto o ser atropellados por algún vehículo.

De inmediato, agentes ediles y efectivos policiales del servicio de patrullaje integrado preventivo de Seguridad Ciudadana de Trujillo llegaron al establecimiento y se entrevistaron con el administrador, Wilder Sicche Chacón, quien se identificó con su DNI 43121623, explicándole que estaba prohibida la instalación del toldo en la vía pública, tras lo cual lo conminaron a retirarlo.

En respuesta, el hombre se negó a hacerlo, aduciendo que contaba con la autorización verbal de la alcaldesa vecinal y que tampoco podía interrumpir la atención a sus clientes que estaban acudiendo masivamente para celebrar el Día de la Amistad.

Ante la insistencia de los uniformados ediles para que retire el armatoste, ya que, según le explicaron, la Municipalidad de Trujillo le podría abrir un procedimiento administrativo sancionador, con la consiguiente multa o cierre temporal de su establecimiento, Sicche respondió que eso no le importaba, ya que él sabe como resolver la situación.

Ante la resistencia del administrador del negocio, los agentes ediles y efectivos policiales procedieron a redactar el acta de constatación, la misma que será remitida a la Subgerencia de Licencias y Comercialización para que proceda de acuerdo a las normas municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: