Luis Carlos Santa María: “El Segat necesita una reingeniería y no el facilísimo de la tercerización”

Tras la anunciada huelga indefinida por parte de los trabajadores del Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat), la misma que quedara suspendida mediante la firma de un acta de acuerdo entre los representantes de esta y funcionarios de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT); el aspirante al sillón edil, Luis Carlos Santa María, advirtió la necesidad de una reingeniería de este Organismo Público Descentralizado.

Santa María refirió que la máxima atención la deben tener los obreros que son los encargados directos de recoger a diario entre 600 a 800 toneladas de basura que genera Trujillo, así como del mantenimiento de los parques y jardines. Además advirtió la necesidad de reflotar y dar mantenimiento a los vehículos recolectores y compactadoras. “El Segat necesita una reingeniería y no el facilísimo de la tercerización, se necesita menos personal en oficinas y más obreros limpiando las calles. Tampoco se puede exigir a los trabajadores que realicen un óptimo servicio de limpieza si no cuentan con las herramientas necesarias”, dijo.

En la misma línea, el ex regidor de Trujillo exhortó a la Defensoría del Pueblo -institución mediadora del acuerdo entre el Segat y la MPT- a no bajar la guardia y vigilar el cumplimiento del acuerdo  considerando que desde que inició esta gestión municipal solo mostró sus discrepancias con los servidores.

“Una gestión eficiente debe preocuparse primero por el bienestar de sus trabajadores, no necesariamente con incrementos salariales pues el presupuesto que se asigna a un municipio no lo permite, pero si pagándoles puntualmente lo que les corresponde. El alcalde debe asumir su responsabilidad, pues el servicio de limpieza pública en Trujillo no fue una prioridad en su gestión,  a tal punto de llevar a cabo un proceso de tercerización, hoy observado por la Contraloría, con la finalidad de lavarse las manos, queriendo dejar en manos de un tercero un servicio por el cual los trujillanos pagan sus arbitrios al municipio”, sostuvo.

Finalmente,  lamentó que cada paralización de labores por parte de los trabajadores del Segat solo termine por develar la falta de un plan de contingencia y la ciudad termine llena de basura por todas partes. “Se debe acabar con la improvisación y hacer un máximo esfuerzo por contar con un plan de contingencia que permita actuar en emergencias para recoger la basura”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: