Acosan en Facebook a periodista que cubre conflicto social, comprometiendo su seguridad

ENFRETANCIONES EN COCACHACRA
ENFRETANCIONES EN COCACHACRA

El 8 de mayo de 2015, Carlos Zanabria, corresponsal del diario El Comercio, denunció que es objeto de una campaña sistemática de parte de opositores a un proyecto minero, en una forma que amenaza su seguridad. El hecho ocurrió en Arequipa, región al sur del país. Zanabria cubre informaciones sobre un conflicto social en el que durante las últimas semanas han muerto 1 policía, 1 civil y existen más de 200 heridos entre manifestantes y miembros de las fuerzas de seguridad.
En la página de Facebook «Gente de La Punta» se publicó la fotografía de Zanabria, con un mensaje que lo acusa de «sembrador» de una prueba falsa sobre los autores de la quema de un bus, ocurrida el 8 de mayo en la localidad de Matarani, una de los zonas en conflicto.
Zanabria señaló al IPYS que varios corresponsales de medios nacionales que están en el lugar cubriendo el conflicto son acosados y agredidos por los opositores al proyecto minero Tía María por el solo hecho de trabajar para medios de comunicación considerados aliados de la empresa minera Southern, ejecutora del proyecto, siendo acusados de distorsionar información contra la protesta social.
Los periodistas acosados que mencionó Zanabria son el corresponsal de Radio Programas del Perú, Gabino Turpo, y los reporteros Fabricio Béjar, de América Televisión; Carlos Torres, de Canal N; y Miguel Ydme, de Perú 21; entre otros, a quienes un grupo de manifestantes vienen siguiendo, fotografiando y grabando en video en cada una de sus coberturas bajo la excusa de “prevenir” informaciones distorsionadas.
El periodista dijo que Radio Platinum, una emisora con sede en Mollendo, que apoya el paro de los opositores, difunde los nombres de los periodistas señalándolos como autores de informaciones tendenciosas, algo que perjudica seriamente su labor y compromete la seguridad de estos reporteros. Esta labor también la realizarían algunos periodistas de otros medios parcializados a favor de los manifestantes.
IPYS condena las manifestaciones hostiles o violentas contra la información o línea informativa de cualquier medio de comunicación. El caso de Zanabria no es único registrado por el IPYS durante este conflicto social. Periodistas de Cable Visión también fueron objeto de una agresión policial, que rompió una cámara de video durante una cobertura. El acoso y agresión contra periodistas en la cobertura de estos hechos atenta gravemente contra la libertad de expresión e información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: