¿A tu hijo le está costando adaptarse a la presencialidad? Sigue estos consejos para reforzar sus habilidades sociales en casa

  • El proceso de adaptación a la escuela es el gran reto en el que deben trabajar las escuelas de la mano con las familias, en el contexto de retorno a la presencialidad.

Miles de niños, niñas y jóvenes que han retornado a las escuelas de manera presencial, enfrentando en este proceso, una serie de emociones. El reto es mayor para aquellos niños y niñas que asisten al colegio por primera vez. Entre el entusiasmo, el estrés, y en muchos casos, también el duelo, los niños han iniciado su convivencia escolar atravesando nuevos estados emocionales que, en determinados casos, pueden afectar su proceso de adaptación a esta nueva etapa escolar.

El confinamiento por la pandemia y la modalidad virtual han limitado los espacios de interacción social que suelen tener los niños como parte de su desarrollo socio emocional. Estos espacios son valiosos en tanto permiten el aprendizaje de las reglas de convivencia social, el relacionamiento con sus pares, así como el desarrollo de competencias como la autonomía, la tolerancia, empatía, asertividad y la resolución de conflictos. La adaptación a la escuela en este contexto es más retadora que nunca y el trabajo articulado entre escuela y familias es clave para brindar el soporte que los estudiantes más pequeños necesitan.

Si sientes que tu hijo o hija está teniendo problemas de adaptación en la escuela, lee atentamente estos consejos de parte de Elvira Cachay, directora regional de Innova Schools y especialista en educación inicial, para que puedas fomentar en casa sus habilidades sociales:

  • Establecimiento de horarios y rutinas: los niños y niñas requieren de horarios para sus principales actividades: alimentación, hora de despertarse y acostarse, entre otros. Los horarios y rutinas les dan seguridad y orden externo e interno.
  • Pregunta pero no agobies: Preguntarle cada día el recuerdo más lindo que tenga de su día en la escuela, evitar interrogarlo con preguntas que busquen el detalle de todo lo que hizo.
  • ¿Y si vamos al parque?: Iniciar visitas al parque para que pueda relacionarse con otros niños, siempre cuidando el uso de mascarilla y la desinfección de manos permanente.
  • Espacios familiares: Hablar en familia de los aspectos positivos de tener amigos, poner ejemplos de amistades familiares y contar anécdotas.
  • Estimula la reflexión: Contarles historias y cuentos, reflexionando con ellos en las acciones de los personajes y sus consecuencias.
  • Fomenta la autonomía: Permitir que el niño tenga actividades, bajo su responsabilidad, siempre en la medida de su edad y asegurando previamente que sepa cómo hacerlo. Para ello, debemos seguir los siguientes pasos: a) mostrarles cómo se hace; b) hacerlo juntos; c) que lo haga sólo, pero con supervisión;  finalmente estará listo para hacerlo solo.

En caso el niño presente algunas dificultades en su interrelación con otros niños:

  • Mantener estrecha comunicación con la escuela: es normal que desconozcamos algunos comportamientos inadecuados, pues en casa estando solos, no se han manifestado. Debemos hablar de estos comportamientos con los niños ayudándolos a establecer las consecuencias.
  • Usar técnicas de disciplina positiva: que hacen énfasis en las consecuencias de las acciones y evita el uso de castigos que tienen un efecto solo a corto plazo. La disciplina positiva usa un lenguaje firme y respetuoso al mismo tiempo.
  • Usar el refuerzo positivo: dando atención a las conductas positivas que el niño pueda realizar, así como a aquellas que otros niños realicen para que ejerzan un efecto modelador.
  • Evaluar el momento en que necesitamos la opinión de un especialista: los niños pequeños se encuentran en una etapa sensible a la socialización. Como familia debemos garantizar que cuente con los recursos necesarios para lograrlo o buscar apoyo especializado para que nos brinde soporte y orientaciones para la casa y para la escuela.

Es importante precisar que la buena comunicación con los docentes es clave para estar atentos a progreso socioemocional de los más pequeños de la casa. Si el colegio al que asiste su hijo cuenta con un departamento de Psicología, será muy útil que pueda conversar con ellos también pues cuentan con herramientas que les permiten monitorear emocionalmente el progreso de los niños.

Fuentes informativas:

www.presatotal.com

www.enfoquesperu.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: