Smartick: ¿cómo reducir el desfase académico causado por la pérdida de clases?

Un estudio de la Universidad de Brown señala que los niños sabrán menos del 50% de lo que habrían aprendido en un año típico cuando vuelvan a clases presenciales. ¿Cómo podemos reducir este impacto? Javier Arroyo, experto de Smartick lo explica.

Después de tres meses sin clases presenciales en los colegios, y a pesar de iniciativas positivas como “Aprendo en Casa”, el futuro parece poco auspicioso para los estudiantes peruanos y de todo el mundo. Según un estudio reciente de la Universidad de Brown, los niños se reincorporarán al colegio sabiendo menos del 50% de lo que habrían aprendido en un año típico. ¿Cómo podemos reducir este desfase académico? La respuesta estaría en el refuerzo digital.

“Aunque durante los meses de aislamiento forzoso ha crecido la preocupación por el desfase académico de los niños, también muchos padres han podido comprobar la eficacia de las plataformas educativas online para seguir el ritmo escolar o reforzar los conocimientos de los escolares en algunas áreas extracurriculares como idiomas o programación”, afirma Javier Arroyo, cofundador del método online de aprendizaje de matemáticas Smartick.

Si bien muchos niños se han acercado más a los libros, mejorando sus cualidades en la lectura, no ha ocurrido lo mismo con otras materias clave, como las matemáticas. Ante esta situación, el experto propone los métodos de aprendizaje online como una “tabla de salvación”. Ese es el caso Smartick, que ha sido utilizado por miles de niños de más de 100 países del mundo durante la pandemia, incluido el Perú, consiguiendo excelentes resultados.

“Este método se adapta al nivel de cada niño gracias a su inteligencia artificial. Con solo 15 minutos al día y de una manera muy interactiva y divertida, los estudiantes de 4 a 14 años pueden mantener, e incluso mejorar, sus conocimientos de matemáticas sin necesidad de supervisión constante, lo cual resulta un alivio también para los padres”, señala el experto español.

No olvidemos que, manteniendo el ritmo de aprendizaje, los chicos vivirán un futuro retorno a clases menos complicado, por lo que este tiempo en casa no debe ser visto de ninguna forma como vacaciones, sino como una oportunidad de reforzar conocimientos, concentración, constancia y sobre todo responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *