Siete restaurantes que funcionaban como cantinas, han sido infraccionados por la Municipalidad Provincial de Trujillo

Restaurantes funcionaban como cantinas (9)

Siete restaurantes que daban mal uso a sus licencias de funcionamiento, ya que han sido sorprendidos vendiendo y permitiendo el consumo a discreción de bebidas alcohólicas en sus locales, como si se tratara de bares y cantinas, han sido infraccionados por la Municipalidad Provincial de Trujillo, durante un operativo inopinado llevado a cabo por la Gerencia de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil y la Subgerencia de Licencias y Comercialización.

El despliegue municipal se ha realizado desde las cinco de la tarde de este viernes, en las urbanizaciones La Rinconada y Palermo Sur, y ha estado a cargo de fiscalizadores de la Subgerencia de Licencias y Comercialización y de agentes ediles comandados por el gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil, David Figueroa Armas, y el subgerente de Seguridad Ciudadana, Fernando Armas, Mejía.

Durante el operativo, que se ha prolongado hasta minutos antes de la nueve de la noche, se ha fiscalizado a un total de siete establecimientos comerciales que cuentan con autorización municipal para venta de alimentos preparados y otros, pero que en la práctica estaban funcionando como bares y cantinas, según se ha podido constatar, por lo que han sido infraccionados por los fiscalizadores de Licencias y Comercialización.

Los principales negocios inspeccionados son los restaurantes El Cajabambino, ubicado en la cuadra trece de la avenida César Vallejo; El Sinsicapino y El Eclipse, entre otros, así como el pub Open, todos por desarrollar actividades que no están contempladas en las autorizaciones municipales de funcionamiento.

A estos establecimientos se les ha levantado actas de inspección, de infracción y de observaciones, las mismas que deberán resolver en los próximos días en las oficinas de la Subgerencia de Licencias y Comercialización de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

“FIESTA SEMÁFORO”

Durante el operativo, agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo han intervenido una “fiesta semáforo” que se estaba celebrando en el establecimiento comercial denominado “D’Mark Beer”, ubicado en la calle Loreto 397, de la urbanización Palermo Sur.

La actividad no contaba con autorización municipal y en el interior del local se divertían y consumían bebidas alcohólicas aproximadamente dos centenares de personas, entre hombres y mujeres, de los cuales, la mitad eran escolares, según pudieron observar los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: