Se sienten pasos: elegir al más honesto trabajador y solidario

Para Presidente de la República y para congresistas

 Por: Amaro Rodríguez S.

 A una escasa semana de las elecciones generales en Perú, para elegir a Presidente de la República y congresistas, los electores ya deben tener definido los candidatos por quienes votarán y deberán hacerlo responsablemente en ambiente democrático, por aquellos candidatos quienes con su trayectoria de vida, demostraron honestidad, trabajo y solidaridad con el pueblo.

Estos momentos me trae a la memoria la expresión acuñada por el periodista deportivo Humberto Martínez  Morosini, cuando presentía  un inminente gol, decía “se sienten pasos”, parodiando la expresión también se sienten pasos de un nuevo Presidente del Perú, pero por un mandatario enérgico en su labor,  aunque pudiera afrontar breves errores, que serán  reconocidos como tales, para corregirlo de inmediato, lo importante es avanzar sembrando confianza en el pueblo peruano.

Aunque somos conscientes que un 90 % de candidatos como políticos improvisados no dan confianza, pero un puñado de ellos  con claro atributo de honestidad, es una garantía para un cambio hacia la transformación tal vez revolucionaria. Recordemos la entrevista que le hizo Humberto Martínez al ex alcalde de Lima, Alfonso Barrantes Lingán “Doctor Barrantes ¿Ud. sigue creyendo en la revolución?”. De inmediato le respondió “Vea amigo Humberto, en el Perú un gobierno honesto ya sería una revolución”.

A estas alturas de la contienda electoral los candidatos se llenan la boca con ofertas demagógicos tratando de engañar a los incautos, pero sinceramente por encima de los planes de gobierno estás las conductas personales  y el verdadero interés de trabajar por el bienestar del pueblo, en esa trayectoria encontrarán y chocarán con las mafias entronizadas que roban al fisco, procederán a destrabarlas y condenarlas. Eso es iniciar una revolución.

En resumen la mayor traba para trabajar por el justo bienestar del pueblo secularmente olvidado, es enfrentarse abiertamente a la corrupción, con una política desprovista del interés personal y de grupo, para reorientada al interés nacional, esa trayectoria proseguirá en todos los niveles de gobierno, el Poder Judicial, el Ministerio Público y otras instituciones tutelares del país. Votar bien es empezar a luchar contra la corrupción que se dan en regímenes de derecha e izquierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: