Recomendaciones para prevenir situaciones de violencia en tiempo de emergencia

Tips ante desastres están dirigidos principalmente a evitar abusos contra mujeres, niños, niñas y adolescentes

En situaciones de emergencia, las personas más vulnerables a sufrir algún tipo de violencia o abuso son principalmente los niños, niñas, adolescentes y mujeres, por lo cual, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) brinda una serie de recomendaciones para prevenir casos de violencia familiar y sexual en estos difíciles momentos que viven muchas familias damnificadas.

Hacemos un llamado especial a padres de familia o tutores de niños, niñas y adolescentes (NNA):

  1. No confiar en personas que quieren llevarse a los menores con la excusa de ayudarles, Nadie puede llevarse a los NNA sin la compañía de padres o familiares a lugares de refugio.
  2. No dejarlos solos por ningún motivo.
  3. Los NNA, están asustados, irritables y muy preocupados. Abrácelos, escuche sus miedos, dígales cuán importantes son para ustedes y dígales que pronto encontrarán una solución. Explíqueles de manera clara y sencilla, la situación de emergencia que les ha tocado vivir.
  4. Ayude en la recuperación emocional de sus hijos e hijas, participando con ellos en sus espacios de juego, en espacios seguros en la comunidad como: escuela, parroquias, etc.
  5. Que sus hijos e hijas participen en tareas sencillas de recuperación, el sentirse útiles fortalece sus habilidades emocionales.
  6. Identifique personas de confianza que ayuden en el cuidado de sus hijos e hijas, así evitarán situaciones de riesgo o peligro.
  7. Organice a sus vecinos para vigilar que no se den casos de violencia contra sus hijos e hijas y recuerde que puede acudir a la DEMUNA, Centro Emergencia Mujer, Policía Nacional o llamando a la Línea 100.

En situaciones de crisis los menores de edad sienten angustia, miedo, incertidumbre, dificultad para conciliar el sueño, entre otras reacciones socioemocionales, es por ello que el acompañamiento de padres o familiares es especialmente importante.

El Ministerio de la Mujer también señaló que la desigualdad de género se profundiza en las situaciones de desastre, por ello es necesario tener en cuenta que las mujeres están expuestas a peligros en los contextos de desastres.

En situaciones de emergencia la violencia de género se agudiza. El espacio doméstico se transforma en un espacio colectivo que se comparte con otras familias, y las mujeres quedan expuestas a la violencia en el hogar.

La calle y espacios públicos se tornan más inseguros; la satisfacción de las necesidades fisiológicas se realiza en espacios abiertos, alejados, sin privacidad y sin protección. Disminuyen los espacios seguros de socialización y de recreación al ser utilizados como lugares de acopio o albergues, incrementándose los riesgos de abandono, de maltrato físico, psicológico y abuso sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: