Predio que ocupa radio Libertad será devuelta a trujillanos tras 22 años

Corte Suprema de Justicia declaró improcedente el recurso de casación.

El trabajo por parte de la comuna provincial para defender los intereses de todos los ciudadanos se ha reflejado desde inicios de gestión, y así se pudo comprobar tras la última resolución emitida por la Corte Suprema de Justicia quien declaró improcedente, en segunda instancia, el recurso de casación presentada por la familia Burmester en el proceso de prescripción adquisitiva de dominio del predio que ocupa actualmente Radio Libertad.

La noticia la brindó el procurador Municipal, Jorge Seminario Mauricio en compañía del gerente Municipal, Willam Matta Berrios, quienes informaron el dictamen de la máxima instancia judicial. Es así que, tras poco más de 22 años, el predio que debió devolverse en 1995 estaría a punto de regresar a la Comuna Provincial para satisfacción de todo el pueblo trujillano.

“Con mucha satisfacción podemos decir que la Procuraduría ha obtenido un logro muy importante para recuperar el bien. El proceso de desalojo la reivindicación ya se está dando; por lo cual, el bien de todas maneras regresará a derecho de la Municipalidad”, explicó el procurador Municipal.

En el mismo sentido, Seminario Mauricio, agregó que es muy importante la resolución porque se da por terminado la etapa en segunda instancia, con lo cual, se abona al proceso de reivindicación que ha iniciado la comuna para desalojar a los ocupantes del predio del jirón Zepita #450. Por ello, se ha pedido la indemnización y el pago de los frutos correspondientes desde el año 1995 hasta la fecha, que se calcula en 5 mil soles mensuales.

“El solo hecho que el demandante dirija su demanda contra la Municipalidad, significa que está reconociendo el derecho que tiene la comuna sobre el bien”, reiteró el gerente Municipal, Willam Matta Berrios.

Se explicó que esta resolución es inapelable por lo que el proceso continúa con la firme convicción que la actual gestión seguirá defendiendo los intereses de todos los trujillanos, tal como quedó demostrado desde que la actual gestión inició el proceso de reivindicación en el 2015.

Como se recuerda, la familia Burmester inició el proceso de prescripción adquisitiva de dominio, por lo que, el pueblo trujillano espera que pronto devuelvan el predio que no les pertenece. Se espera una pronta resolución final que inicie el desalojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: