La cuarentena por el COVID-19 mejoró la calidad del aire en Trujillo

Se estima que la contaminación sonora y atmosférica en Trujillo disminuyó en aproximadamente 10% respecto al año pasado, como consecuencia del confinamiento social decretado por el estado de emergencia durante la pandemia del COVID-19, explicó Wilberto Effio, docente de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Privada del Norte (UPN).

Los niveles de contaminación se redujeron entre los meses de abril, mayo y junio, donde las medidas de aislamiento social fueron más estrictas, evitando la circulación de personas y vehículos. “El confinamiento resultó favorable para la mejora de la calidad del aire y disminución de ruido ambiental porque la principal fuente de polución, que es el parque automotor, fue restringida”, precisó el especialista de UPN.

Según el Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (SEGAT) los niveles de ruido en 2019 alcanzaron en promedio los 75 db(A) en ambiente públicos. Effio agregó que se están realizando esfuerzos para combatir esta problemática y actualmente existen dos proyectos destinados a reducir la polución en la región: 1) el Plan de Acción para la Mejora de la Calidad del Aire de la Cuenca Atmosférica de Trujillo, que se encuentra en proceso de actualización; y 2) el Plan de Acción para el Control y Prevención de la Contaminación Sonora, que se encuentra en proceso de elaboración.

“Estos planes son muy importantes porque con su implementación se contribuirá a mejorar la calidad ambiental del aire y reducir los niveles de ruido en la región, impactando positivamente en el bienestar de la población trujillana”, expresó el docente de UPN.

Durante el confinamiento social obligatorio también se evidenció un descenso en la cantidad de residuos sólidos en la ciudad, como consecuencia de la reducción de consumo de bienes no indispensables. Con la reanudación de actividades los niveles de contaminación aumentaron.

“A raíz de la reactivación económica, los índices de contaminación sonora, atmosférica y de residuos se incrementaron paulatinamente. En este momento, la ciudadanía juega un rol importante para preservar el cuidado medioambiental”, afirmó Wilberto Effio.

El especialista recomendó adoptar buenas prácticas ambientales como el reciclaje, segregación de residuos, priorizar el uso de vehículos de transporte individual como la bicicleta, evitar quemar residuos sólidos, reforestar, entre otros, ayudarán a reducir los niveles de contaminación en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: