Hay que estar preparados ante posibles lluvias por encima de lo normal

Exhortan durante reunión de la Plataforma de Defensa Civil

Trujillo tiene vulnerabilidades y peligros, uno de ellos es la temporada de lluvias, y la experiencia enseña que es preferible estar preparados, dijo el secretario técnico de la plataforma provincial de Defensa Civil, César Florez Corbera, que es también subgerente de Defensa Civil de la MPT.

Fue al exponer sobre la protección e integración de la población vulnerable ante el riesgo de desastres, de hacer un recuento histórico sobre lo ocurrido en los últimos años debido al Fenómeno El Niño y de las actividades a realizar para afrontar la amenaza de posibles lluvias.

La comisión encargada del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) recomendó  a las entidades competentes que consideren una posible época lluviosa  de corto y mediano plazo, para que adopten medidas preventivas, especialmente en las ciudades del norte del país, previéndose que en Piura y Tumbes las lluvias de temporada serán un poco más fuertes de lo normal.

Debido a la llegada de ondas Kelvin cálidas, entre enero y marzo, la temperatura del mar frente a la costa norte  aumentará, no descartándose lluvias episódicas por encima de lo normal, pero sin llegar a ser extraordinarias.

En su exposición, Florez sostuvo que si bien el Fenómeno El Niño es cíclico y que en Trujillo también hemos tenido una variante que es el FEN Costero, estamos viendo que en nuestro país las lluvias de temporada, de diciembre a abril, se presentan por encima de los normal debido al cambio climático en el mundo y hay que prepararse para ello.

“Los cerros de la parte alta de la ciudad tienen agua en su parte baja, por eso cuando llueve la superficie no absorbe bien los residuos pluviales y estos discurren por las quebradas”, señaló seguidamente.

Indico, además, que si lloviera fuerte se cuenta con un plan de contingencia para evacuar  las aguas con motobombas en los 32 puntos críticos establecidos, entre los que Huerta Grande tiene ahora gran vulnerabilidad por la situación en que se encuentra.

También hay 80 mapas con data o línea base de trabajo determinando los recursos que hay para una respuesta oportuna y recuperación ante desastres, y para planificar.

“Tenemos que dar prioridad a las medidas de prevención. La población debe tomar conciencia de la importancia de estar preparados para minimizar riesgos. Eso ayudará a soportar mejor cualquier contingencia”, puntualizó al final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *