Transporte publico con protocolo “bamba” por subsidios

Por: Amaro Rodríguez S,

Somos testigos del reinicio de las actividades productivas reclamadas por la clase trabajadora, muy necesaria para fortalecer nuestra anémica economía afectada por el Covid-19, el transporte público de pasajeros es de vital importancia, el primer día apreciamos la escases de unidades, para trasladar a los trabajadores a sus centros de trabajo, con pérdidas económicas para los mismos y el inicio de un transporte público con protocolo  “bamba”.

Hay responsabilidad de esta realidad sobre todo del gobierno central, al no haber concretado un acuerdo de subsidios para los transportistas obligados a llevar algo  del 40% de pasajeros para guardar el protocolo de salud que evite mayores contagios, los empresarios transportistas no pueden operar sus unidades en esas condiciones y optaron por suspender el servicio mientras que el Poder Ejecutivo apruebe los subsidios.

La falta de previsión multisectorial obligó a este grave tropiezo, causando gastos innecesarios a los trabajadores que pugnaban llegar a la hora a sus centros de trabajo, obligando a otros transportistas a fomentar  la informalidad en el trasporte público de pasajeros, como si no lo tuviéramos en demasía con el comercio informal.

El subsidio al transporte público de pasajeros me genera dudas que se pueda mantenerse por el tiempo requerido, debido a la incapacidad de las arcas fiscales para afrontarlas exitosamente y por la necesidad de incrementar mayor número de unidades para cumplir con la demanda pública de pasajeros con protocolo y alertamos no empujar al trasporte público urbano a la informalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *