Indiferencia con los caminantes

El Gobierno debe asumir su responsabilidad

Por Pedro Borjas Paredes, colaborador

Porqué a los peruanos que quieren volver a su hogar y con los suyos el Gobierno Nacional los ve casi como a leprosos. Será que se excedió en trasladar esa responsabilidad a los gobiernos regionales, como siempre, sin asignarles recursos económicos para cumplir con esa finalidad.

Miles están caminando desde Lima por la Panamericana y utilizando vías interprovinciales del interior para llegar a otras ciudades, sin ningún tipo de ayuda o protección del Ejecutivo.

A La Libertad regresó un primer grupo de 135 personas gracias al congresista Luis Valdez Farías y otros fueron traídos por el gobierno regional, pero aún hay varios miles deseando volver y no pueden hacerlo por falta de vehículos debido a la prohibición del tránsito para evitar el contagio del Covid-19.

El artículo 1° de la Constitución Política, señala claramente: “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”. En este tema no se está cumpliendo con eso.

Se siente cierta indiferencia del parte del Estado con los miles de compatriotas, de padres e hijos que buscan volver al terruño que los vio nacer, Ellos dejaron a la familia en búsqueda de un futuro mejor, el que hoy, por la cuarentena y pérdida de puestos de trabajo, se trastocó.

Salen huyendo de ciudades capitales donde estuvieron laborando y en algunos casos estudiando. Necesitan apoyo del Estado, de las autoridades nacionales. No se les puede dejar al libre albedrío y a la de Dios. La indiferencia se está sintiendo.

Cuidado presidente Vizcarra, su aprobación de gestión es alta, pero puede empezar a caer y eso no lo va a parar nadie. Eso será irreversible y puede ocasionarle a usted y al país muchos problemas, por el tema de gobernabilidad, que nadie quiere ocurra.

El Gobierno Nacional dice que se libra una guerra contra el Covid-19, entonces se debió planificar qué hacer con los ‘heridos’.

No hay un plan para los ‘heridos’ o desplazados que perdieron su puesto de trabajo y hoy caminan de regreso a sus lugares de procedencia. Campea la informalidad en las decisiones, estamos tratando al Covid-19 como si el Perú fuera otro país.

Mañana seguro habrá un nuevo mensaje presidencial, quizá para echarle la culpa a los irresponsables o a alguien de lo que pasa, del hambre, miseria o falta de trabajo. Basta ya de indiferencia, presidente, hable sobre los caminantes y de cómo atenderá ese problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *